Reportes internacionales

Acerca de la confirmación: «¡Vosotros lo sois todo para nosotros, y para Dios aún más!»

12.04.2019

Zúrich. Un año más, cristianos jóvenes se pondrán delante del altar, para prometer su fidelidad hacia Dios. Esto lo hacen sobre todo en las comunidades a las que pertenecen y recibirán el apoyo de sus hermanos en la fe. Enhorabuena de corazón a todos los confirmantes de este año.

El Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider, el dirigente mundial de la Iglesia Nueva Apostólica, escribe en esta ocasión una carta con motivo de la confirmación de los jovenes cristianos. Esto ya se ha convertido una cierta tradición. Para este año nos acompaña la palabra «ricos en Cristo». También es este el lema anual del líder de la Iglesia.

Convertir la bendición en acción

El Apóstol Mayor escribe que Dios está dispuesto a bendecir a los confirmantes en su futuro camino: «Hoy se escuchará la bendición mediante las palabras pronunciadas por Sus siervos.» La mejor forma de descubrir el efecto de esta bendición es convirtiendo el voto de la confirmación en hechos. En este sentido también encaja la palabra de las Sagradas Escrituras, que se leerá para los cristianos jóvenes durante el Servicio Divino de confirmación: «El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno [...]. Porque de la abundancia del corazón habla la boca. (Lucas 6: 45).

Invertir en la unión

El Apóstol Mayor les pide a sus hermanas y hermanos jovenes que inviertan en la unión de los hijos de Dios: «¡Así, seréis ricos!» Al mismo tiempo les dice que la Iglesia está muy agradecida por tenerlos en sus filas: «¡Vosotros lo sois todo para nosotros, y para Dios aún más!»

¿Qué significa confirmación?

La Confirmación (del lat. “confirmatio" = “afirmación, ratificación") es el acto de bendición por el cual los jóvenes cristianos nuevoapostólicos se hacen cargo de las obligaciones que sus padres contrajeron por ellos en el Bautismo y el Sellamiento. A partir de ese momento el cristiano mayor de edad tiene ante Dios la responsabilidad ilimitada por sus acciones y omisiones. Se compromete a permanecer fiel a Dios y se profesa públicamente a la fe nuevoapostólica.

Véase las aclaraciones en el catecismo de la Iglesia Nueva Apostólica (Cap. 12.2.2).

En la mayoría de los casos los Servicios Divinos de confirmación en la Iglesia Nueva Apostólica tendrán lugar un domingo entre Pascua y Pentecostés. Los jovenes cristianos recibirán después de la oración la bendición sobre su confirmación, la cual recibirán mediante una imposición de mano. Esta bendición les fortalecerá en su deseo de mantener su voto de profesar a Jesucristo en palabra y en hechos.