Reportes internacionales

Viaje bendecido en el centro de África

07.11.2014

Saludo de bienvenida para el Apóstol Mayor

Un coro de niños en la entrada de la iglesia

Servicio divino: vista de la comunidad (Fotos: M. Deppner)

Kinshasa/Zúrich. El domingo 26 de octubre el Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider ordenó a siete nuevos Apóstoles y a cuatro Obispos para la iglesia regional Congo-Oeste. El Apóstol Wa Lukusa Nkongolo pasó al descanso tras haber alcanzado la edad de jubilación. Durante 28 años ha servido en el ministerio de Apóstol y con ello ha sido uno de los pioneros de la Iglesia Nueva Apostólica en Kinshasa.

Los siete Apóstoles que han sido ordenados se llaman Hyacinthe Azangi Kabinda (62), Achile Bashisha Tshimanga (50), André Imongo Mpolola (49), Robert Kubi (52), André Luyeye Masesa (48), Crispin Mukongo Bizau (58) y Ntambwe Eugène Kalala (38). Conforme a los deseos de su Apóstol de Distrito viajarán por la enorme región alrededor de Kinshasa. Solamente en la capital existen 1800 comunidades nuevoapostólicas.

El Apóstol de Distrito Michael Deppner, que es el responsable de esta parte del Congo, ya invitó el sábado anterior, el día 25 de octubre a todos los maestros y responsables de la juventud en Kinshasa para un servicio divino en la iglesia grande en Limite. Participaron unos 2100 hermanos en la fe de ello. El Apóstol Mayor les dijo: «Hagamos posible que la nueva generación  se familiarice con el saber hacer apostólico. Enseñémosles a orar, a trabajar, a compartir, a ser honrados, fuertes y felices.»

Numerosas ordenaciones

El domingo, el presidente de la Iglesia internacional celebró en el mismo lugar un servicio divino, que fue transmitido por televisión en todo el país. La base de la prédica del servicio divino fue el texto bíblico de Hechos 13: 47 y 48: «Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles,  a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra. Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.» Su mensaje para la comunidad decía lo siguiente: «Seamos una luz para la gente.» Durante su prédica aclaró que la oferta de salvación de Dios es para todas las personas, aquí y en el más allá. Es nuestra tarea como cristianos posibilitar que los demás experimenten a Cristo a través de nuestras palabras y nuestros actos. Predicar la salvación al prójimo siempre y cuando nos dejemos guiar por el Espíritu de Dios.

La República Democrática del Congo contiene dos iglesias regionales de la Iglesia Nueva Apostólica. Están bajo el cuidado de los Apóstoles de Distrito Michael Deppner y Tshitshi Tshisekedi. En la región viven más de dos millones de miembros nuevoapostólicos. Por tanto, el Congo es un auténtico bastión de la Iglesia Nueva Apostólica.

El viaje sigue a Gbadolite, Johannesburgo y Maputo

El 27 de octubre, el Apóstol Mayor celebró un servicio divino en la comunidad de  Gbadolite, en el norte de la República Democrática del Congo, a unas cuatro horas de vuelo de Kinshasa. Allí fueron ordenados dos Obispos. Acto seguido viajó hacia el área de trabajo del Apóstol de Distrito Patrick Mkhwanazi para un servicio divino para cargos que tenía lugar en Johannesburgo. Su última parada fue la comunidad de Maputo (Mozambique), donde celebró el 2 de noviembre el servicio divino en ayuda para los difuntos.