Reportes internacionales

Ordenación en Brasil

14.11.2006

Fotos: Editorial

San Pablo. Brasil es con 8,5 milliones de kilómetros cuadrados de superficie el quinto país más grande del mundo. Hay que recorrer largos caminos. Eso llevó al apóstol mayor Wilhelm Leber a ordenar otro apóstol para las iglesias regionales de Brasil y Bolivia. Se trata del hasta ahora obispo Geraldino Aires (58), que trabajará en el norte de Brasil.

El nuevo apóstol Geraldino Aires viene de Barbalha, una ciudad con aproximadamente 50 000 habitantes en el estado federal brasileño Ceará. Trabaja desde hace mucho tiempo como colaborador en la administración de la iglesia en el norte de Brasil.

La base para el servicio divino fue un texto bíblico de Levítico 26: 9: «Yo les mostraré mi favor. Yo los haré fecundos. Los multiplicaré, y mantendré mi pacto con ustedes». El apóstol mayor Wilhelm Leber dijo a los creyentes: «Necesitamos comunidades fructíferas». Una comunidad fructífera es una comunidad afectuosa, pero también una comunidad humilde, pacífica, gozosa y una comunidad que ora. Bajo una comunidad fructífera se entiende también que le gusta sacrificar y confesar, dijo el jefe internacional.

El apóstol mayor Wilhelm Leber y algunos de los apóstoles de distrito en su compañía siguieron su viaje a Argentina. Allí ofició un servicio divino el domingo 5 de noviembre de 2006 en Buenos Aires, en el cual fue despedido el apóstol de distrito Mario Fiore al descanso ministerial. Su sucesor como apóstol de distrito es Norberto Rubén Batista (55). El apóstol Carlos Roberto Granja (59) fue encargado como apóstol de distrito ayudante.