Reportes internacionales

Después del huracán en Nueva Orleáns: La Iglesia Nueva Apostólica participa en trabajos de remoción de escombros

17.09.2005

Nueva Orleáns. Después de las asoladoras y catastróficas tempestades e inundaciones que devastaron la costa sur de los EE.UU. ahora se trata de realizar las tareas de limpieza. Nueva Orleáns se debe reconstruir. También la Iglesia Nueva Apostólica participa en estos trabajos.

Como se lee en Internet en la página de noticias de la Iglesia Nueva Apostólica en EE.UU. equipos de ayudantes son enviados a Nueva Orleáns. Son hombres y mujeres que están formados en el área de la ayuda en catástrofes. Un equipo se compone de 13 voluntarios: diez ayudantes, dos cocineros y un portador de ministerio. La dirección de la iglesia calcula con una misión total de entre tres a cinco semanas.

La capilla de la Iglesia Nueva Apostólica en Slidell, aproximadamente 45 kilómetros al noreste de Nueva Orleáns, permanece en este tiempo abierto todo el día. Los vecinos son abastecidos aquí con alimentación en el almuerzo y la cena.

Puede leer más información en www.nac-usa.org/.

La capilla de la comunidad nuevoapostólica de Slidell, cerca de 45 minutos al noreste de Nueva Orleáns, antes del huracán. (Fotos: Frank Schuldt)