Proyectos humanitarios

El Apóstol Mayor predica en Luxemburgo sobre el amor al prójimo y contra el odio y la violencia

15.01.2015

Encuentro con invitados de otras religiones después del servicio divino

Vista de la comunidad (Fotos: INA HRS)

Zúrich/Luxemburgo. Claras afirmaciones en contra del terror islámico en Francia, Nigeria y Mali así como de las manifestaciones anti islámicas en Alemania – en el servicio divino del domingo pasado en Luxemburgo el Apóstol Mayor adoptó una clara postura. También en estas circunstancias la fe nuevoapostólica tiene un significado muy concreto y práctico.

El 7 de enero, en atentados en la oficina de una revista satírica y en un supermercado judío en París fueron asesinados en total 16 personas. El mismo día, la milicia Boko Haram provocó una masacre en el estado federal nigeriano Borno con centenares de muertos como resultado. Y en Mali las tropas de paz de las Naciones Unidas llevan dos años luchando contra el terror extremista. Mientras tanto, en Alemania la genta se echa a la calle en contra de una supuesta islamización de Occidente.

Oraciones por personas con necesidades

Directamente en la oración de inicio el Apóstol Mayor se acordó de las víctimas de la violencia: «Oramos por todas las personas que están sufriendo profundamente. Oramos por aquellos que han sido víctimas de la injusticia.» Y en la oración final dijo: «Rogamos especialmente por todas las personas que se encuentran en peligro a causa de su fe. Como profesan otra fe, otros quieren hacerles daño o matarlos. Esto nos preocupa.»

El servicio divino del 11 de enero en Luxemburgo estaba bajo la palabra bíblica de Romanos 12:2. «Nuestra relación con Dios debe permanecer la misma - pase lo que pase. Nuestra relación con el prójimo no debe dejarse influir por lo que sucede en el mundo. Nuestra referencia es el omnipotente Dios.» El Apóstol Mayor lo dejó bien claro: «No hagas nada al prójimo que no quieres que te haga a ti.» Esto se aplica en todo momento, en todas las circunstancias y en todos los lugares. Su resumen: «No es posible servir a Dios y depreciar al prójimo o estar enemistado con él. El amor hacia Dios y el amor al prójimo van cogidos de la mano, no es algo que se puede separar.»

¿Quién es tu prójimo?

En su prédica, el líder de la Iglesia también explicó quién es nuestro prójimo: «El prójimo es aquel, que está enfermo, que está en la cárcel y es el extraño, que es tan diferente, el extraño con otra cultura, otra fe, otra esencia, otra opinión; este es mi prójimo», haciendo referencia a Mateo 25: 35-40. ¡A este tenéis que amar! Tú no puedes decidir quién es tu prójimo. El prójimo es el que Dios ha puesto a mi lado.»

Invitados de otras religiones

Entre los invitados al servicio divino había altos representantes de varias religiones y confesiones como por ejemplo el rabino Alain Nacache del consistorio israelí en Luxemburgo, Jean-Luc Karleskind, vice-presidente de la comunidad musulmana en el Gran Ducado, Jutta Bayani, presidente de la comunidad bahá'i, así como Théo Péporté como representante del arzobispado católico y el obispo Adama Ouedraogo de la Alianza Evangélica de Luxemburgo.

En un encuentro después del servicio el Apóstol Mayor dio las gracias a los presentes y se mostró solidario con todas las víctimas del racismo y la intolerancia, sean judíos, musulmanes o cristianos. La participación común era llamativa, ya que el mismo día millones de personas de diferentes religiones se manifestaron juntos en contra del terrorismo.

» Léase más sobre este servicio divino en nuestra página web nac.today

Categoría: it, it, it, it, Proyectos humanitarios