Proyectos humanitarios

Filipinas después del tifón: Paquetes con productos alimenticios llegan a las personas

25.11.2013

Los paquetes con alimentos para...

...unas 1.000 familias (Fotos: INA SEA)

Zúrich/Manila. Bajo la dirección de NACSEA relief, la organización de ayuda de la Iglesia Nueva Apostólica en el sudeste de Asia, están empezando las medidas de emergencia estructuradas en Filipinas. Varios miles de paquetes con alimentos están llegando a las personas afectadas. Después del tifón más fuerte de todos los tiempos, las personas en las zonas afectadas están intentando dar forma a sus vidas. Se está pidiendo ayuda de todo tipo.

El Apóstol de Distrito Urs Hebeisen, dirigente de la Iglesia Nueva Apostólica en el sudeste de Asia, se muestra muy agradecido porque aparentemente los suministros de alimentos están llegando bien a los necesitados. Muchos voluntarios están dispuestos a ayudar en el reparto de los paquetes. En torno a 1.000 familias en Daangbantayan ya han podido recibir ayuda. Varias organizaciones han participado en esta acción de reparto, entre ellas la que pertenece a la Iglesia, NACSEA Relief, o Hope Worldwide Philippines, Tabang Sugbo, South Metro Supermarket, la Universidad de Cebu así como la ciudad de Cebu.

El alcance destructor

NAK-karitativ escribe que después de algunos días de mensajes variopintas, poco a poco se empieza a ver el verdadero alcance de la situación en Filipinas. Mientras en los medios de comunicación las noticias ya son cada vez menos, la dimensión de la destrucción aniquiladora es evidente: dos semanas después del tifón "Haiyán" las autoridades oficiales cuentan 5.209 muertos. Por tanto, en esta tormenta fallecieron más personas en el estado insular que en cada una de las catástrofes anteriores. Aún se están buscando a 1.600 personas, cuatro millones de personas han perdido sus casas.

Las medidas de emergencia están funcionando al máximo

Los esfuerzos para las medidas de emergencia son máximos. NAK-karitativ (Alemania) y NAK-Humanitas (Suiza) apoyan a NACSEA-Relief, que colaboran con un número de socios en el lugar. A petición de la organización de ayuda nuevoapostólica ya ha comenzado el reparto de bienes de ayuda: agua, aceite, medicamentos, arroz, conservas, artículos de higiene  – todo es dado un buen uso. También mantas y tiendas de campaña forman parte del programa, según informa NAK-karitativ. Las medidas de emergencia sólo acaban de empezar, aún no se puede estimar cuáles serán las necesidades concretas. «No obstante, es un hecho que la necesidad de ayuda para la reconstrucción será muy superior a la ayuda inmediata», informa NAK-karitativ. No sólo se trata de viviendas, sino también del suministro de semillas a los agricultores de arroz, apoyo para los pescadores con respecto a las barcas destruidas o los estanques de peces destruidos y mucho más. La suma de las necesidades es inmensa.

El ciclón más severo de la historia

Haiyán, la tormenta tropical más dura de todos los tiempos, llegó hace dos semanas con toda su rabia a la isla oriental de Filipinas de Leyte. Olas de varios metros de altura inundaron los pueblos del litoral, muchas zonas aún están desconectadas del mundo exterior.

Léase también nuestro artículo en la página web de la organización de ayuda nuevoapostólica NAK-karitativ.