Proyectos humanitarios

En la zona de catástrofe en Filipinas están llegando los primeros auxilios

08.10.2009

Los jóvenes de la comunidad Makati pasan productos alimenticios (Foto: INA Sureste Asiático)

Todo lo que queda cabe en un saco (Foto: Springboard Foundation)

Manila. El apóstol de distrito Urs Hebeisen, representante de la Iglesia Nueva Apostólica en Filipinas, informa sobre los primeros auxilios prestados por la iglesia en este país. A finales de septiembre la tormenta tropical “Ketsana” provocó las peores inundaciones en 40 años en la capital Manila y en las provincias norteñas y ha afectado a miles de personas. Con la ayuda de la organización de ayuda nueva apostólica  “NAK-karitativ” en Alemania han llegado los primeros auxilios a Filipinas.

De las primeras donaciones financieras para la restauración de una instalación de agua potable se encargó la organización de ayuda “Springboard”. Asimismo se apoya un taller para discapacitados, que ha perdido todo su inventario a causa de la tormenta. En Makati, una ciudad en la zona de Manila, los hermanos jóvenes de la comunidad han salido para echar una mano en primera línea, pasando productos alimenticios a las familias afectadas. El apóstol de distrito Hebeisen colabora activamente como parte del equipo de crisis desde la cámara de comercio local: «En muchas zonas la situación sigue siendo muy precaria». También menciona que fuera del alcance de las cámaras de los reporteros viven 95 familias nuevas apostólicas que se encuentran en peligro. «Intentamos llegar a ellos cuanto antes».

Fue especialmente impresionante que el domingo de agradecimiento por la cosecha girara en torno a la conmemoración de los muchos fallecidos. A pesar de todas las catástrofes hubo tiempo para el agradecimiento y la alabanza de Dios. Sobre este tema comenta el apóstol de distrito: «La nación entera se unió en oración, no sólo los cristianos nuevos apostólicos; el temido segundo tifón ya no podía provocar muchos daños».

Con agradecimiento el apóstol de distrito sobre la catástrofe causada por el terremoto en Indonesia que no se lamentan víctimas entre las comunidades nuevas apostólicas, ya que no se encuentran en la zona impactada por el terremoto.

Visite también la página web de la Iglesia Nueva Apostólica de Filipinas.