Posiciones oficiales

Servicio Divino de Resurrección en todo el mundo con el Apóstol Mayor

28.03.2020

El Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider en el altar en Lindau (Alemania), Pascua de 2019 (Foto: INA Sur)

Zúrich. Una oferta especial en tiempos difíciles: El mismo Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider oficiará el Servicio Divino del domingo de Resurrección. Será un Servicio Divino para los miembros de la Iglesia en todo el mundo. Es su deseo dirigirse personalmente a todos los creyentes.

El domingo de Resurrección es el día festivo más importante en el calendario anual cristiano. No nos podemos imaginar la Pascua sin un Servicio Divino. Bien es verdad que durante estos días complicados a causa de la crisis del coronavirus, prácticamente en ningún lugar en el mundo se pueden celebrar Servicios Divinos con una presencia directa de la comunidad. No obstante, existen soluciones creativas. Este Servicio Divino de Resurrección, como todos los Servicios Divinos durante el tiempo del coronavirus, se transmitirá como live stream, es decir, sin comunidad y Santa Cena, pero con una lectura bíblica, el Padre Nuestro y el perdón de los pecados.

Servicio Divino sin comunidad para todos

La Iglesia Nueva Apostólica cumplirá con las normas de las autoridades sanitarias, aclara el Apóstol Mayor. El objetivo del confinamiento y de las reglas de distancia es ralentizar y contener la pandemia. «Aun así, para mí es importante que los creyentes tengan la posibilidad de celebrar la fiesta de Pascua en comunión», enfatiza el dirigente de la Iglesia, aún cuando cada unidad familiar lo debe hacer de forma individual. Por tanto, tras consultarlo con los Apóstoles de Distrito, he decidido ampliar la oferta del Servicio Divino con motivo del domingo de Resurrección: Debe ser un Servicio Divino mundial, oficiado por el Apóstol Mayor mismo. La plena responsabilidad del desarrollo técnico recae en la Editorial Bischof. Varios profesionales de la Editorial le han comunicado que los medios técnicos allí alcanzan para poner en marcha una transmisión internacional.

Si no surge nada, todos los cristianos nuevoapostólicos tendrán la oportunidad de ver y escuchar en directo o en diferido a su dirigente de la Iglesia. Una comunidad internacional, como parte de un streaming en directo en YouTube o mediante conexión telefónica o IPTV, o vía el propio canal de televisión NAC-TV– Nunca antes en la historia de la Iglesia Nueva Apostólica ha habido algo parecido.

Los Servicios Divinos dan ánimo

Para el dirigente de la Iglesia es de una importancia elemental conmemorar la resurrección de Jesucristo, sobre todo en el tiempo actual del coronavirus. Se trata de un testimonio de la omnipotencia de Dios y de la presencia del Hijo de Dios entre las personas. Por tanto la fiesta de la Resurrección tiene que ser «una fiesta del consuelo y de la esperanza»: «¡Jesucristo tiene el poder de mantener su promesa!»

En su entrevista del 21 de marzo de 2020, el Apóstol Mayor Schneider explicó que ahora más que nunca necesitamos confiar en Dios: «Permanezcamos firmes en el amor hacia Dios. El Señor amparará de forma especial aquellos que le aman. La promesa de Dios sigue en pie: a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, – incluso la crisis del coronavirus. Él mismo vive en una zona que se ha visto muy afectada por la pandemia. La miseria de la gente no solo se puede ver en las noticias allí, «la encuentro muy concretamente en la vida cotidiana.»

Aprender de la fe de los demás

Al mismo tiempo también se acuerda de los cientos de miles de personas en África, que tienen que vivir en un campo de refugiados, o en aquellos hermanos en la fe que viven en partes del mundo donde casi nunca se puede celebrar un Servicio Divino en comunión. También siguen existiendo las persecuciones de cristianos en el mundo: Personas son asesinadas porque defienden abiertamente su fe en Jesucristo. Todo ello le afecta sobremanera: « No estoy diciendo todo esto para menospreciar a la crisis del coronavirus. Todo lo contrario: Solo quiero apelar a que aprendamos de nuestros hermanos en la fe, que viven bajo este tipo de circunstancias en estos países.» ¿Por qué, me pregunto, son capaces de mantenerse firmes a pesar de todas las luchas? «Porque están fuertemente arraigados en Cristo. Su amor hacia el Señor, ¡ese es su secreto!» En una crisis como ésta, somos conscientes de que asuntos que hasta hace unas semanas tenían una gran importancia, de repente se han convertido en algo insignificante. «¡Ahora se trata sobre todo de conservar nuestra relación con Cristo!»

A su debido tiempo informaremos sobre los detalles técnicos de la recepción del Servicio Divino de Resurrección con el Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider.

Categoría: es, it, it, it, it, it, it, it, it, it