Posiciones oficiales

Muchos apoyan a todos: De la solidaridad nuevoapostólica

20.11.2020

photo: M. Gehring

Zúrich. El Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider celebró a principios de noviembre de 2020 un Servicio Divino en la comunidad de Nürtingen (Alemania). En su prédica habló del amor de Dios hacia el hombre y del amor al prójimo. También tuvo palabras para los pensamientos de solidaridad que existen en las comunidades.

Es la tarea del Apóstol Mayor ayudar con el dinero de la Iglesia Nueva Apostólica Internacional (INAI) a todas las iglesias regionales en el mundo que se encuentran en apuros, que no son autosuficientes y por tanto siempre de nuevo dependen de medios externos, subrayó el dirigente de la Iglesia Internacional. No obstante, la INAI, una asociación con arreglo al derecho suizo y con sede en Zúrich, no dispone de ingresos propios. «Lo que tenemos es lo que las iglesias regionales nos dan, lo que las Áreas de Apóstol de Distrito ponen a nuestra disposición», aclaró el dirigente de la Iglesia. Él está muy agradecido por la disposición de muchos hermanos a la ofrenda, para apoyar a otros hermanos en la fe que se encuentran en situaciones difíciles.

Gracias a todos los dadores

«Quiero expresar mi agradecimiento a todos los donantes, a los consejos, las reuniones nacionales, a todos que están involucrados. Seré breve: Estoy agradecido a Dios y a cada hijo de Dios. Gracias por esta actitud fraternal de modo que podemos ayudar a aquellos que lo están pasando mal.» Hasta aquí sobre la prédica del dirigente de la Iglesia del 8 de noviembre en Nürtingen.

Compensación financiera

¿Entonces, cómo van los diferentes flujos de dinero entre la sede de la Iglesia Internacional y las diferentes iglesias regionales? INAI no es una iglesia regional con ingresos mediante ofrendas. Los medios financieros que la INAI envía a las iglesias regionales necesitadas provienen de las iglesias regionales con elevados ingresos de la ofrenda. Este sistema de compensación financiera entre las muchas iglesias regionales ya existe desde hace tiempo. La solidaridad en la Iglesia Internacional siempre ha sido lo suficientemente grande como para apoyar a las iglesias regionales que disponen de pocos medios propios.

La decisión sobre qué iglesias regionales reciben el apoyo para sus proyectos, es tomada por el Apóstol Mayor junto a un gremio asesor, el comité internacional de finanzas. Una iglesia regional que necesita medios adicionales presenta ante la INAI un proyecto claramente definido. Siempre en el otoño de cada año, el comité de finanzas y el Apóstol Mayor analizan en colaboración con la administración el listado con proyectos para dar su visto bueno o aplicar correcciones. A través de este proceso de solicitud y aprobación, con el posterior informe de progreso, la Iglesia tiene un alto nivel de transparencia, lo que garantiza que los recursos de la misma sean administrados y utilizados en fideicomiso.

Siete iglesias que donan

Hoy en día aún son siete de en total 15 Áreas de Apóstol de Distrito que ponen a disposición de la dirección de la Iglesia Internacional parte de sus ingresos y con ello se encargan de la compensación solidaria de las finanzas internacionales.

 

› Al reportaje sobre el Servicio Divino en Nürtingen