Noticias INAI

La asamblea de los Apóstoles europeos en Hamburgo significa el comienzo de Pentecostés

18.05.2013

Todos los Apóstoles de Distrito y los Apóstoles de Europa participarán del servicio divino de Pentecostés

Impresiones de la asamblea de Apóstoles en Hamburgo (Fotos: ran/INA Alemania del Norte)

Hamburgo/Zúrich. Con un gracias de corazón por todo el trabajo y apoyo, por las oraciones y por la predisposición para realizar y llevar los desarrollos, el sábado de Pentecostés el Apóstol Mayor Wilhelm Leber abrió la asamblea de los Apóstoles europeos en Hamburgo. Conmocionado prosiguió: «También me gustaría dar las gracias a mi predecesor en el cargo, al Apóstol Mayor Fehr. Le agradezco especialmente  ya que facilitó mucho la transición. Su postura se me ha quedado grabada y siempre me he podido identificar con él. He intentado continuar su labor.»

Justo antes del servicio divino de Pentecostés, todos los Apóstoles de Distrito del mundo así como los Apóstoles de Europa han viajado a Hamburgo. Tradicionalmente se celebra el sábado anterior una asamblea de Apóstoles, en esta ocasión bajo el lema "mirada hacia atrás" y "mirada hacia delante". El cabeza de la Iglesia internacional puso la mirada hacia atrás bajo el texto bíblico:  «Sed sobrios y velad.» (1. Pedro 5: del versículo  8). El Apóstol Mayor ha intentado actuar según esta palabra. «Determinar en qué dirección la Iglesia debe ir requiere ambas cosas – sobriedad y vigilancia.» La dirección de la Iglesia se caracteriza por una cierta apertura hacia las demás iglesias cristianas. Es algo que comenzó el Apóstol Mayor Fehr y el Apóstol Mayor Leber ha continuado en esta misma línea. «Durante mis años de Apóstol Mayor, se ha llegado a un entendimiento detallado sobre el bautismo, siendo el cambio esencial que nosotros reconocemos también los bautismos realizados en otras iglesias. ¡Pienso que ha sido un importante hito! » El cambio en el entendimiento de la iglesia también ha sido fundamental.

Mantenerse arraigado en la fe

Bajo el lema "mirada hacia delante" estuvo el texto bíblico de Colosenses 2: 6 y 7: «Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.» De ello el Apóstol Mayor desprende el llamamiento a la unión y a la tarea común de integrar a los niños y los jóvenes en la vida de la comunidad: «Uno está arraigado a una cosa si hay mil cosas que le sujetan.»

Al final de su charla emotiva el Apóstol Mayor dio las gracias al Ayudante de Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider por su disponibilidad de aceptar el cargo. «Dadle vuestra confianza.» Y entonces el ambiente se volvió muy festivo cuando el Apóstol Mayor le estrechó la mano: «Querido Ayudante de Apóstol Mayor, te prometemos que te apoyaremos y que guardaremos la unión en Espíritu. ¡Queremos alcanzar la meta juntos!»

Analizar la situación actual de la Iglesia

El Ayudante de Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider enfatizó lo importante que es quedarse arraigado en el Señor. «La orientación hacia el Señor es especialmente significativo cuando se trata de analizar la situación actual de nuestra Iglesia y observar su futuro.» En Europa, y en parte también en otras partes del mundo, se puede constatar una disminución de la fe en Dios y en la participación de los servicios divinos. La nueva generación de portadores de ministerio tampoco está garantizada. «Esta situación también repercute sobre el ánimo dentro de las comunidades. Para muchos siervos existe el riesgo de desaliento y resignación. Luchar contra este peligro será nuestro desafío para el futuro.»

Sin relativizar el evangelio

Es necesario que se produzcan cambios, pero con mucha cautela y pensando en el largo plazo. El evangelio no es un producto que se debe adaptar al mercado. Más bien es la verdad inalterable y eterna. De esta fe los primeros cristianos sacaron la fuerza de resistir y con esta certeza los cristianos de los últimos siglos encontraron la motivación para seguirle fiel al Señor. Como Apóstoles y mensajeros de Cristo no luchamos por la supervivencia de la Iglesia Nueva Apostólica sino por el Señor Jesucristo. Hoy en día aún anunciamos el evangelio, sin relativizarlo, y predicamos la innegable venida del Señor, ¡sin cansarnos!»

Un catecismo probado

Actualmente, prosigue el futuro Apóstol Mayor, la Iglesia dispone de un catecismo probado, cuya calidad  es ampliamente reconocida. Se ha establecido la doctrina y se ha definido la identidad. «Hoy en día ponemos en primer plano lo que tenemos en común con otras iglesias cristianas, es decir la fe en Jesucristo. Conservamos el deseo de colaborar con estas iglesias con el fin de hacer oír la voz del evangelio en la sociedad actual y nos alegramos por los avances en el diálogo con las diferentes instancias religiosas.» Es su convicción que "las  especificidades nuevoapostólicas", como la fe en el pronto retorno del Señor, el ministerio de Apóstol así como la posibilidad de salvación en el más allá no serán ningún impedimento para acercarse a otras comunidades de creyentes. «Todo lo contrario: estoy convencido que nosotros como cristianos nuevoapostólicos, los que amamos al Señor y los que estamos motivados por la pronta venida del Señor, podremos ser un apoyo valioso para todos aquellos que luchan por la causa de Cristo.»

Por último presentó a los Apóstoles sus prioridades para el futuro: el bienestar de los portadores de ministerio en su cargo y de la juventud en su iglesia.

Valoró el "enorme esfuerzo" del Apóstol Mayor en los últimos ocho años y le dio las gracias por su forma de ser, su proximidad y su franqueza, por su paciencia y por su asiduidad. En lugar de expresar muchas palabras, le pidió a los Apóstoles reunidos que se levantasen para una oración de corazón. En la misma se expresó con un saludo especial para el Apóstol Mayor Fehr en descanso, que se encuentra enfermo en casa y desafortunadamente no podrá estar con ellos en Hamburgo.

Categoría: Noticias INAI, Pentecost, Pentecost events