Noticias INAI

Mensaje para el año 2010: ¡Ser perseverantes!

02.01.2010

"Ser perseverantes" es el mensaje de Año Nuevo del apóstol mayor Wilhelm Leber (Foto: INAI)

Antes del servicio divino en la sala de cargos

Despedida después del servicio divino (Fotos: INA BB)

Berlín. El apóstol mayor Wilhelm Leber, cabeza de la Iglesia Nueva Apostólica Internacional, celebró el primer servicio divino de 2010 en la capital alemana Berlín. Al principio del servicio divino transmitió a los 1.300 creyentes de la comunidad de Lichtenberg su mensaje de Año Nuevo: «¡Este nuevo año debería ser el año de la perseverancia!»

Perseverancia en la oración, en la colaboración en la iglesia y en la espera del día de redención, el día del Señor: estos fueron los elementos de fe en los que se centró el cabeza de la iglesia en su saludo oficial. En concreto los aspectos de la convivencia humana son muy importantes en la actualidad, acentuó el apóstol mayor: «Queremos ser perseverantes en mantener una relación pura con la gente que nos rodea y especialmente con los hermanos y las hermanas de nuestra comunidad.» También puede ocurrir que haya malentendidos y que no se encuentren puentes hacia los demás. Justo en esos momentos es importante ser perseverantes en mantener una relación pura. El apóstol mayor Leber recordó la comunidad del cometido cristiano de ser perseverantes en poner paz.

La predicación del evangelio a través de la palabra y de los actos

La base del servicio divino en Berlín-Lichtenberg era la interpretación del texto bíblico de Lucas 9:60 «[…] pero tú, ve y anuncia por todas partes el reino de Dios!» Que esta exhortación se aplique a toda la comunidad, no sólo a los portadores de ministerio, según el apóstol mayor. Por un lado la predicación se realiza hablando sobre la fe. «Hablemos más de la fe y sobre nuestra meta de fe», por ejemplo en el círculo de la familia. El apóstol mayor hizo un llamamiento a los padres para que hablen más con sus hijos sobre la fe.

Sin embargo, el evangelio no sólo se predica con la palabra. También deben hacerse visibles en los creyentes las características esenciales de Jesucristo, indicó el cabeza de la iglesia. Jesús mostró una sensibilidad especial en el trato con la gente. Debemos seguir su ejemplo.

Al margen del coro de colegio tradicional de Berlín, la recién formada orquesta de la iglesia regional de Berlín-Brandeburgo dio forma al servicio divino, que fue transmitido por satélite desde Lichtenberg a muchas comunidades en Berlín y Brandeburgo. En total casi 10.000 creyentes participaron del servicio divino, un poco más de 1.300 de forma directa en Lichtenberg.

Léase nuestro informe detallado sobre el servicio divino en la página web de la iglesia nueva apostólica de Berlín-Brandeburgo.

Asimismo se puede leer el mensaje de Año Nuevo del apóstol mayor Wilhelm Leber bajo el título «Perseverancia» en la Palabra del mes de enero.

Categoría: it, Noticias INAI