Noticias INAI

Bernd Koberstein es el nuevo apóstol de distrito de la Iglesia Nueva Apostólica

12.01.2009

El nuevo apóstol de distrito recibe el ministerio

Descanso tras 42 años (Fotos: Werner Ruppe, VFB)

Fráncfort. El nuevo cabeza de la Iglesia Nueva Apostólica Hesse/Renania-Palatinado/Sarre se llama Bernd Koberstein. El apóstol mayor Wilhelm Leber lo ordenó como apóstol de distrito en Frankfurt. Su predecesor, el apóstol de distrito Hagen Wend, pasó al descanso con palabras solemnes. Con ello la iglesia en el centro de Alemania, que en el sur de Europa, el norte y oeste de África, así como en Oriente Próximo y Lejano, cuida otras 20 iglesias regionales, ha recibido un nuevo líder espiritual.

Fráncfort, el 11 de enero de 2009, 10:00 horas: Comienzo del servicio divino festivo en el centro de congreso en el metrópolis a las orillas del Meno. El apóstol mayor Wilhelm Leber y los apóstoles de distrito europeos se han reunido para presenciar la puesta en descanso de su amigo Hagen Wend (65). Durante 42 años ha servido como siervo en la Iglesia Nueva Apostólica, los últimos 13 como apóstol de distrito y presidente de la iglesia de la INA Hesse/Renania-Palatinado/Sarre. Tras la celebración de la Santa Cena, el cabeza de la iglesia internacional lo pasa al descanso y le da las gracias por su trabajo versátil y entregado.

Acto seguido Bernd Koberstein (56) recibe el ministerio de apóstol de distrito. Además, el apóstol mayor ordena como nuevo apóstol Clément Haeck (55) de Luxemburgo y como obispo Pascal Strobel (36) de Saarlouis.

 

Confesar al Señor con valentía

El apóstol mayor Wilhelm Leber eligió una palabra para el servicio divino de Isaías 33: 6: «Él será la seguridad de tus tiempos, te dará en abundancia salvación, sabiduría y conocimiento; el temor del Señor será tu tesoro». Su consejo a los creyentes es confesar al señor con mayor valentía. Bien es verdad que no se puede hablar de tiempos seguros en este momento. No obstante, frente a la inseguridad general está la seguridad interna de sentirse amparados bajo la mano de Dios en todas las circunstancias. El apóstol mayor hizo un llamamiento: Tratémonos en las comunidades con amor y de manera mesurada. Que nadie esté al borde, cada uno debe tener su lugar en la comunidad.

Léase nuestra información exhaustiva en la página web de la INA Hesse/Renania-Palatinado/Sarre.