Noticias INAI

Nueva postura respecto a la transexualidad

11.01.2007

Zúrich. La Iglesia Nueva Apostólica publica una nueva postura respecto a la transexualidad. Dice entre otras cosas: Si y en qué volumen una persona que está fijada absolutamente a su transexualidad se carga con culpa frente a Dios por medidas de adaptación del sexo, es decisión de Dios únicamente. Medidas de adaptación del sexo son parte de la responsabilidad propia.


Postura respecto a la transexualidad

El hombre tiene un sexo innato, también llamado sexo biológico. Con eso está fijada su pertenencia sexual.

Los transexuales sin embargo se sienten pertenecientes biológicamente al otro sexo de manera duradera. Esto incluye el rechazo del reparto de papeles correspondiente al sexo innato junto al urgido deseo de vivir con el sexo deseado de manera social y jurídicamente reconocida. Asimismo existe un rechazo gradualmente diferente de las características físicas del sexo innato así como por regla general el afán de adaptar tanto como sea posible la apariencia física al sexo deseado por medio de medidas quirúrgicas. Los transexuales se encuentran psíquicamente por lo general bajo una enorme presión de aflicción.

Antes de las medidas de adaptación del sexo deseadas los peritos tienen que comprobar la transexualidad. Pueden pasar años hasta realizar las medidas de adaptación del sexo. Después de esto en algunos países es posible una modificación del estado civil.

En la Bíblia no se encuentran declaraciones sobre la transsexualidad. Si y en qué medida un hombre que está fijado absolutamente a su transexualidad se carga con culpa frente a Dios por medidas de adaptación del sexo, es por eso una decisión de Dios únicamente. Medidas de adaptación del sexo son parte de la responsabilidad propia.

Las hermanas y hermanos en la fe transexuales y sus familiares pueden estar seguros de recibir su asistencia espiritual ilimitadamente.

Los transexuales no pueden ejercer ningún ministerio ni actividades de enseñanza en la iglesia.