Noticias INAI

"Tenemos corazones compasivos, llenos de conmiseración"

04.01.2005

Hannover. "¡Tenemos corazones compasivos, llenos de conmiseración por las víctimas, por los que han sobrevivido y por los que tienen un pesar indecible!" Con estas palabras el Apóstol Mayor Richard Fehr empezó su comentario sobre la catástrofe de la ola gigante en el sur de Asia.

El Servicio Divino de la mañana de Año Nuevo en Hannover, estuvo marcado por el indescriptible pesar de muchas miles de personas de los países en el Océano Indico. El Apóstol Mayor dijo en el inicio de la prédica: "De la zona de crisis solamente he recibido escasas notificaciones. Se procederá a la ayuda cuando sepamos más, y se podrán tomar determinaciones in situ. Entonces queremos estar al lado de nuestros hermanos y hermanas que han perdido todo. Los hacemos con agrado y no pensamos solamente en nuestros hermanos en la fe, sino en todos aquellos que han sufrido daño. Nuestras oraciones ayudan allí donde existe dolor en el alma y donde muchos han tenido que partir a la eternidad sin estar preparados."

El Apóstol Mayor mencionó, que hay muchos otras zonas catastróficas sobre la tierra. Por ejemplo en Darfour 200.000 personas han perdido la vida por confrontaciones bélicas. Y en el Congo han fallecido aproximadamente 3 millones de seres humanos por la guerra, el hambre y las deportaciones. "Hermanos y hermanas, ¡ocurren tantas cosas sobre esta tierra! ¡Diariamente mueren miles de personas por hambre; en guerras y desordenes fallecen miles!"

Donativos para los necesitados en el sur de Asia se pueden hacer a través de NAK-Karitativ (www.nak.de/karitativ) o también a través de otras organizaciones caritativas la Iglesia Nueva Apostólica.

Seguirán más detalles.