Palabra del mes

El regalo más grande

Diciembre 2004

Aunque en el día de Navidad nadie nos presentara un regalo, igualmente nos podemos alegrar mucho, porque Dios nos ha dado el regalo más grande : Su hijo para nuestra redención. Jesucristo se ha hecho hombre, se ha ofrecido en sacrificio para la salvación de los hombres, ha resucitado de los muertos y ha ascendido al cielo. Además ha prometido volver para recoger a los suyos y llevarlos a la gloria eterna. ¿Nos podemos imaginar un regalo más hermoso que éste ?

El profeta Miqueas ya había anunciado la venida del Salvador : "Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de tí me saldrá el que será Señor en Israel, y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad." (Miqueas 5 :2). Cuando, algunos siglos más tarde, los ángeles - escuchados por los pastores en los campos de Belén - entonaron un cántico de alabanza «que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor" (Lucas 2 :11), esta promesa se cumplió.

Si Miqueas proclama, que Cristo está desde el principio y para toda la eternidad, está afirmación también se aplica para nuestra elección. El Apóstol Pablo escribió a los Efesios : "Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo» (Efesios 1:4). ¿Cuándo era esto ? Antes de la creación del cielo y de la tierra. Este pensamiento nos vuelve humildes y pequeños y nos hace alabar los milagros de Dios.

No existe un regalo de Navidad más hermoso que el amor de Dios. El nos ofrece a través de sus sacramentos alegría, paz y redención. Aceptemos estos dones de gracia y manifestemos nuestro agradecimiento, ofrendándole todo nuestro corazón. Aportemos los frutos del Espíritu. Cuando éstos se manifiesten, se podrá esperar una cosecha maravillosa. Esto será en el día de la venida de Jesucristo. Entonces ya no celebraremos la vigilia de Navidad, sino el día de la venida de nuestro Señor, cuando vendrá a buscar su comunidad nupcial para las bodas del cordero. Después establecerá su reino de paz con la ayuda del cuerpo real y sacerdotal. Entonces, por fin, reinará la paz sobre la tierra.

(De un Servicio Divino del Apóstol Mayor)

 

Palabra del mes

La verdadera riqueza

(Abril 2019) En Hechos Lucas relata que los Apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús... [Leer más]