Palabra del mes

Bendición va más profundo

Octubre 1999

¡El Señor bendice! Debemos tener en claro que la bendición divina no siempre significa aumento de bienes materiales, salud, suerte y realización de todos los deseos. Ciertamente es bonito también ser bendecido en esa forma. Sin embargo debemos estar conscientes que la bendición divina va más profundo, se muestra en forma espiritual e implica sobre todo nuestra vida espiritual.

¿No es una rica bendición poseer una fe fuerte, con la cual también podemos ganar las luchas de fe? Con una fe así no es difícil entrar en un reconocimiento más profundo, seguir imperturbablemente, y así, acercarse paso a paso de forma segura y denodada hacia la meta prometida.

¿No es una rica bendición estar lleno de un amor profundo al Señor y a su obra? Con un amor así es posible mantenerse en una alegría inalterable frente a todas las tentaciones y quedarse fiel a Dios. También el alarmante crecimiento de la injusticia (comp. Mateo 24:12) no llevará a que el amor se enfríe en los bendecidos. ¿No es una bendición grande tener una esperanza firme en el día del Señor y en el cumplimiento de la promesa (comp. Juan 14:3)? Esta esperanza está fundada sobre una confianza inquebrantable en la guía divina y en la voluntad de continuar hasta el último, a pesar de todas las adversidades.

Toda esta bendición nos fluye a través de la palabra de Dios. Quien se coloca humilde y deseosamente bajo la palabra del Espíritu Santo puede experimentar que su fe es aumentada, su amor profundizado y su esperanza fortalecida.

¡Qué bendición!

Con cariño,<br/> Suyo,

Richard Fehr

 

Palabra del mes

¡Estamos a vuestra disposición!

(Junio 2019) Hace poco, en muchas comunidades, jóvenes cristianos dieron su voto de la confirmación y recibieron... [Leer más]