Palabra del mes

Alimento divino

Junio 1999

Dios encargó una vez al profeta Ezequiel anunciar a los israelitas la palabra y el deseo del Señor. Para ello el Todopoderoso dio la instrucción a su siervo que él debía abrir antes su boca y comer una carta escrita "por delante y por detrás", la cual una mano se la estaba ofreciendo (comp. Ezequiel 2:8-10).

¿Qué significa este cuadro? El profeta debía entregar aquello que había recibido de Dios. Que esta carta estaba escrita por delante y por detrás signaliza que se trataba de un mensaje sustancial. La carta determinada para Ezequiel no tenía de ninguna manera un contenido bello sino a cambio de ello "endechas y lamentaciones y ayes". Esto no era sorprendente si se toma en cuenta la desobediencia del pueblo de Dios de ese tiempo hacia el cual el profeta tenía que ir para predicar.

También hoy tienen los siervos de Dios el encargo siempre nuevamente de tomar y "comer" aquello que les es transmitido del trono de Dios. De uno a otro Servicio Divino transmiten ellos a su vez lo que el Espíritu Santo ha compartido con ellos. Mas en las cartas ya no están escritos "endechas y lamentaciones y ayes" sino gracia y salvación, fuerza y bendición, paz y alegría. Sin embargo el efecto de la gracia, de la palabra de Dios, de la ayuda desde la alturas celestiales, de la paz de Cristo y de la bendición divina están atadas a un orden Divino: ¡Hay que abrir la boca y comer! Ello significa así mismo tomar la palabra de Dios con un corazón deseoso y hacer según ella por fe, tomar la gracia, seguir gozoso y mantenerse fiel hasta el final. Por ello nos es dada la palabra: ¡Abre tu boca, tu corazón y tu alma, come y toma aquello que el amor de Dios te ha preparado!

El hijo de Dios se designó a sí mismo como el pan de vida, el cual viene del cielo. Él nos da vida en el camino hacia la meta para que nada - ningún espíritu ni ningún pensamiento - nos pueda detener. El agua de vida refresca y da consuelo y paz. Nadie puede consolar como el Señor a través de su espíritu, el cual envió como consolador. La palabra del Señor es dulce y sana, así como la miel, la cual es utilizada a menudo también en la medicina. Esta palabra actua contra la frialdad de la incredulidad. El "mensaje rico" de arriba no solamente debe tener un sabor agradable sino también debe conseguir movilizar las fuerzas que necesitamos para continuar el camino de fe hasta un final bendecido.

Con cariño,<br/> Suyo,

Richard Fehr

 

Palabra del mes

La verdadera riqueza

(Abril 2019) En Hechos Lucas relata que los Apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús... [Leer más]