Palabra del mes

Con todo poder

Noviembre 2019

El Espíritu Santo obra con poder – esto era así en tiempos antiguos, como también lo es en la actualidad y será así también en el futuro. El Espíritu Santo exhorta, fortifica, consuela e inspira. Es un acompañante constante en todas las situaciones de vida.

Reconocemos al Espíritu Santo en su obrar:

  • En la Iglesia de Cristo, desde siempre ha fortificado la fe en Jesús – también en persecución, miseria y sufrimiento. En tiempos antiguos, como también en la actualidad da el impulso para transmitir el Evangelio con la certeza: Jesucristo es el Hijo de Dios.
  • Por el apostolado, el Espíritu Santo prepara a los creyentes para el retorno de Jesús. Por los Apóstoles, los creyentes reciben el don del Espíritu Santo y en la comunión, los creyentes celebran la Santa Cena.  
  • El Espíritu Santo obra en las comunidades – está presente en pequeñas y en grandes, independientemente de las circunstancias de vida y de las culturas.
  • El Espíritu Santo genera la fuerza en los creyentes para quedar fieles a Jesucristo, creer y confiar en Él. El Espíritu Santo da las fuerzas para poder llevar cargas y servir al prójimo en la comunidad.

Nada puede detener al Espíritu Santo jamás. Nada podrá detener el desarrollo del reino de Dios. Con todo poder, el Espíritu Santo está activo. Con todo poder queremos hacer visible este poder en las comunidades, en nosotros mismos.

Agradezcamos a Dios, el Espíritu Santo, siempre de nuevo, por su obrar en la Iglesia de Cristo, en el apostolado, en las comunidades y en cada individuo.

Cordiales saludos,
Jean-Luc Schneider

Palabra del mes

Con todo poder

(Noviembre 2019) El Espíritu Santo obra con poder – esto era así en tiempos antiguos, como también lo es en la... [Leer más]