Palabra del mes

La comunidad transformada

Noviembre 2018

Un aforismo muy conocido de Friedrich Nietzsche sobre el cristianismo y los cristianos dice: Mejores canciones deberían de cantarme para que aprenda a creer en su Salvador. ¡Sus discípulos habrían de tener un semblante más redimido!

Si bien la música de la iglesia en el siglo 19 estaba viviendo una fase de declive, la insinuación del filósofo parece algo atrevida, que de las canciones se puedan sacar conclusiones sobre el ser del cristianismo y sus doctrinas de salvación. Sin embargo, sí que está justificado el reproche que se debería notar en un hombre lo que este ha experimentado.

En cada Servicio Divino la comunidad celebra la Santa Cena. En el Sacramento tiene la íntima comunión con el Hijo de Dios hecho hombre, resucitado y glorificado.  No todas las celebraciones de la Santa Cena tienen lugar en el mismo nivel, tienen la misma profundidad – porque somos hombres imperfectos que dependemos del entorno, de factores exteriores e interiores, los cuales nos perturban. Pero cuando la comunidad ha celebrado la Santa Cena de manera que pudo percibir la presencia de Jesucristo, entonces la comunidad es otra. Ya no hay más acusaciones. Ya no hay más reproches.  Entonces se tienden puentes y se vence lo que había sido un obstáculo para la comunión. Entonces se deja atrás el pasado. Uno es capaz de acercarse al prójimo, que a lo mejor no se le había saludado durante diez años. Allí una transformación ha tenido lugar. Esto se debe notar cuando uno sale de la iglesia después de un Servicio Divino así.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

La comunidad transformada

(Noviembre 2018) Un aforismo muy conocido de Friedrich Nietzsche sobre el cristianismo y los cristianos dice:... [Leer más]