Palabra del mes

Investigación sobre conflictos

Octubre 2018

A muchas personas les falta la paz interior. No tienen paz en su corazón. Seguramente todos ya habrán tenido esta fase en su vida. A menudo uno hace responsable a los factores externos: Mi jefe me pone bajo presión. Mi vecino busca la disputa. En el matrimonio hay problemas.  Las deudas me llegan al cuello. No logro tener sosiego. Y al final uno encuentra una explicación obvia: Estoy en conflicto con Dios.

No estoy en armonía con mi Dios en alguna cosa. Tengo un deseo, pero Dios no me lo concede. Tengo un pensamiento genial, pero Dios hace caso omiso.  No hace lo que yo quiero. Pide algo de mí que no me gusta y que no comprendo. Sus pensamientos son diferentes a los míos. No le entiendo.

Esto ocurre más veces de las que uno quisiera. Y finalmente uno se da cuenta: No tengo paz mientras que no soluciono este conflicto. Y lo puedo solucionar, esforzándome en decir Sí a la voluntad de Dios. Es el único camino seguro para volver a tener paz.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

La estrella de la esperanza

(Diciembre 2018) En Navidades se utilizan estrellas – hechas de paja, de papel o de material luminoso – como... [Leer más]