Palabra del mes

Navidad – Fiesta de la omnipotencia de Dios

Diciembre 2017

La Navidad es la fiesta del amor, de la alegría, de la paz y de la contemplación. Para los que saben poco del origen cristiano y del contenido de esta fiesta, la Navidad es sobre todo una fiesta para hacerse regalos y estar en familia.  Pero con todas estas descripciones,  el significado de esta fiesta está lejos de agotarse.

El nacimiento de Jesús,  la encarnación del Hijo de Dios, es sobre todo una señal de la omnipotencia de Dios.  La Navidad muestra de forma absolutamente clara que Dios no se deja detener en liberar al mundo del poder del mal.  Dios quiere ayudar a todos los hombres. Este objetivo lo está persiguiendo con todo su poder, de manera imparable. Nadie puede impedir a Dios en dar a la humanidad la salvación y la redención. Nada podía impedir su proyecto de vencer definitivamente, una vez por siempre,  el pecado y la muerte.   La Navidad nos muestra: el amor de Dios es más fuerte que todo odio, la misericordia de Dios es mayor que toda culpa.

Dios es todopoderoso. Nada le impedirá llevarte a ti y a mí a la comunión eterna con Él.  Nada le puede impedir salvarte a ti y a mí de todo mal. Y nada ni nadie jamás nos podrán arrancar de la mano de Dios. Para ello, Dios nos ha  regalado su Hijo.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

Navidad – Fiesta de la omnipotencia de Dios

(Diciembre 2017) La Navidad es la fiesta del amor, de la alegría, de la paz y de la contemplación. Para los que... [Leer más]