Palabra del mes

No tengamos la vista demasiado corta

Octubre 2017

A menudo se dice de los responsables en la política y en la economía que planifican tan solo hasta las próximas elecciones o la próxima reunión de accionistas; planteamientos estratégicos y a largo plazo más bien son escasos. Queda como una pregunta abierta, si este reproche es cierto o no. Pensar a largo plazo es algo que no necesariamente le es dado al ser humano por su naturaleza.   Incluso el creyente que sabe que el plan de salvación de Dios abarca mucho más que tan solo su existencia terrenal, y que sería fatal esperar en Cristo tan solo en esta vida, a menudo se limita a ver lo que tiene delante de sus ojos.

Los israelitas solamente veían que Dios los llevaba al desierto, y con ello tenían un problema. Pero Dios no quería llevarlos al desierto, sino a la libertad, al país prometido.

Nosotros miramos a nuestro camino de vida con sus preocupaciones y tentaciones y a menudo tenemos un problema con ello, que la vida es como es. Pero Dios no nos quiere llevar a tribulaciones, sino a su reino, a la maravillosa libertad de los hijos de Dios, incluso a una nueva creación. Su plan va más allá de un día.

Vemos el desarrollo actual de la Iglesia y de la cristiandad en algunas regiones y nos preguntamos: ¿A dónde llevará esto, si la tendencia sigue así? Pero Cristo no quiere llevar a término su Iglesia, sino realizar a través de ella la salvación completa en la historia y terminarla en gloria. Su plan va más allá del día. ¡No olvidemos esto nunca!

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

No tengamos la vista demasiado corta

(Octubre 2017) A menudo se dice de los responsables en la política y en la economía que planifican tan solo hasta... [Leer más]