Palabra del mes

Pecar un poquito

Julio 2017

Quien intenta alimentarse de forma saludable, mirará de observar ciertas reglas. Cuando uno se lo propone, normalmente esto funciona muy bien. Pero de vez en cuando uno también comete un „desliz“, bebe una copa de vino de más, o come un trozo de tarta por no despreciarlo en una invitación.  

Quien se esfuerza en llevar una vida conforme a los mandamientos divinos y al Evangelio, a menudo tiene la misma sensación: De hecho funciona bastante bien, excepto a unos cuantos „deslices“, que ocurren a pesar de todos los esfuerzos. Uno se dice: no es nada grave, no se hace regularmente, sino excepcionalmente; en una ocasión no se ha dicho toda la verdad, otra vez uno ha perdido el control por un momento, o en otra ocasión uno se pasa de la raya.  A menudo, uno se arrepiente después por haber „pecado un poquito“.

Pero „solamente un poquito“ no vale delante de Dios. Quien infringe un solo mandamiento, se hace culpable en toda la ley, dice la Escritura. Porque ha violado el orden de Dios. Y este solamente existe en su totalidad. Pero por suerte también la gracia.

Nadie tiene que temer de recibir solamente un poquito de gracia. Porque allí donde el pecado tiene poder, la gracia aún tiene mucho más poder.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

Anunciar su gloria

(Noviembre 2017) El lema del año „Gloria a Dios, nuestro Padre“ nos acompaña durante todo el año – incluso en toda... [Leer más]