Palabra del mes

Sorpresa

Mayo 2017

Escuchamos una palabra – ya la conocemos de memoria, ya la escuchamos cincuenta veces – pero de repente, Dios pone algo especial en ese texto bíblico, que ya conocemos desde niños.  De repente, esta palabra adquiere un significado completamente diferente para nosotros. Antigua, sin embargo sorprendentemente nueva.  Así no la habíamos escuchado nunca antes.

El coro canta un cántico – ni siquiera muy bien presentado, otras veces ya lo habían cantado mejor, conocemos el cántico de memoria – pero hoy, en este preciso Servicio Divino, lo escuchamos de una manera diferente. El Espíritu Santo nos ha manifestado algo especial en un versículo, que en otras ocasiones oímos sin escucharlo conscientemente. De repente nos damos cuenta: Solamente hoy he comprendido verdaderamente estas palabras. ¡Sí, exactamente, eso es!

El amado Dios nos puede sorprender mediante un pensamiento, un impulso del corazón, donde sentimos: Esto era solamente para mí, personalmente.

Él te puede sorprender también a ti con una bendición inesperada.  De repente te deja vivir una alegría, que no esperabas. Te regala un beneficio a través de un hermano o una hermana o un conocido con el que no contabas. De repente te das cuenta: ¡Esto era la bendición del Señor!

Y Él puede sorprenderte con su ayuda. Quizá piensas: Aquí ya no se mueve nada. Tengo que hacerme la idea, que todo queda como es. Y de repente, tu Padre celestial te sorprende con su ayuda.

También cuando en tu día a día en la fe todo se presenta de color gris y desgastado, no te equivoques: ¡Hoy todavía, tu Padre puede sorprenderte con su bendición, con su ayuda! 

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

Anunciar su gloria

(Noviembre 2017) El lema del año „Gloria a Dios, nuestro Padre“ nos acompaña durante todo el año – incluso en toda... [Leer más]