Palabra del mes

Eso no es para mí

Febrero 2017

Hablando con la gente, entre colegas, amigos, vecinos, sobre nuestra fe y nuestro compromiso con la Iglesia, la comunidad, sobre nuestras creencias, a veces nos dicen: „De verdad, le admiro, pero eso no sería para mí.“ O: „Eso está muy bien, pero yo no podría hacerlo. Amar al prójimo, hacer sacrificios y todo eso no va con mi persona. No es mi manera de ser.“

De hecho deberíamos contestar entonces: „Usted lo ha dicho. Eso no es nada para Usted.“ „Es verdad, eso no va con tu forma de ser. Y tampoco va con la mía.“

El Evangelio, el mandamiento del amor, esas virtudes como la humildad, la mansedumbre, la amabilidad, la paciencia, la bondad, la fidelidad no van bien con mi persona. Y Dios también lo sabe, porque me conoce. Por ello quiere que cambie. Por ello me dio una vida nueva, me transformó en una nueva criatura a través del renacimiento por agua y espíritu. Y ahora sí que eso va bien conmigo. Es precisamente lo que va bien para mí y mi vida.

Lo que le venía grande al viejo Adán, ahora le va perfectamente a la nueva criatura. Y si todo junto se lleva de la forma apropiada, resulta que es un maravilloso vestido de novia.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

Confesar a Cristo

(Agosto 2020) Existen muchos motivos para la asistencia a un Servicio Divino: el deseo de experimentar la... [Leer más]