Palabra del mes

Una relación alterada

Noviembre 2016

Cuando los israelitas fueron llevados a Babel,  ya no pudieron ir al templo para adorar y llevar sus ofrendas. Ya no pudieron practicar el servicio a Dios, como acostumbraban hacerlo, porque estaban lejos del santuario de Jerusalén. Aunque su relación con Dios no estaba rota del todo, sí que estaba alterada.

Muchos cristianos viven en una relación alterada con Dios. Si bien están bautizados y son miembros del cuerpo de Cristo, se han alejado de Dios en su interior. La Iglesia y el Servicio Divino ya no tienen importancia para ellos.

No pocos cristianos nuevoapostólicos también menosprecian su elección. Si bien recibieron los Sacramentos,  el Servicio Divino ya no tiene importancia para ellos. Tenían una relación con Dios – porque su filiación divina no sufrió ningún cambio – pero esta relación se vio alterada. Sin los Servicios Divinos, sin el goce continuo de la Santa Cena, la unión estrecha con el Señor no se puede mantener. La comunión con Cristo sufre y se ve perturbada cuando no se cuida a través de la participación de la Santa Cena. Cuando las almas pasan al más allá en este estado, también allí se ve alterada su relación con el Señor.  Son semejantes a la oveja perdida, de la cual habló el Señor en su parábola.

Preparémosles el camino a través de nuestras intercesiones, para que puedan volver a la comunión estrecha con Él quien los ama desde siempre.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor 

Palabra del mes

Los mejores puestos

(Agosto 2019) En los medios de información, los rankings son sumamente populares y forman parte de las noticias... [Leer más]