Palabra del mes

¿Qué quiere Dios?

Agosto 2016

En los Servicios Divinos escuchamos a menudo hablar de la voluntad de Dios: Hemos de orientarnos según la voluntad de Dios. Hemos de someternos a la voluntad de Dios. En el Padre Nuestro decimos: ¡Hágase tu voluntad!

Pero, ¿Sabemos realmente lo que es la voluntad de Dios?

Cierto, la Santa Escritura nos informa sobre la voluntad de Dios: Dios quiere ayudar a todos los hombres a que lleguen al reconocimiento de la verdad.  Dios quiere que él que reconoce a su Hijo y cree en Él obtenga la vida eterna. Dios no quiere la muerte del pecador, sino que quiere que el pecador se convierta.

Pero, ¿cómo sé yo lo que quiere Dios cuando se trata de mis decisiones? Cuando tengo un plan, una idea, cuando comienzo una obra. ¿Corresponde mi plan, mi hacer, a la voluntad de Dios? A menudo, la contestación está clara, pero otras veces no tanto. Uno dice: Antes de comenzar algo doy una ofrenda especial y oro por la bendición. Otro dice: Yo simplemente hago lo que pienso, y si Dios tiene previsto otra cosa, me lo puede impedir. Y otros piden señales.

Todo ello está bien, pero no se ha considerado la cuestión a fondo.

Dios espera de nosotros, sus hijos, que nos ocupemos de su voluntad, que oremos y que reflexionemos y nos tomemos el tiempo para saber lo que el amado Dios  espera de nosotros. ¿Por qué soy un hijo de Dios? ¿Qué intenciones tiene Dios conmigo? ¿Encaja mi decisión en el marco que el Evangelio determina?

Esto no es tan sencillo, pero inténtalo, ora fervientemente y tómate el tiempo para reflexionar. He hecho la experiencia que en nueve de cada diez casos uno reconoce la voluntad de Dios.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

El lenguaje

(Julio 2019) El lenguaje dice mucho sobre una persona. La manera como habla, las palabras que usa, la manera de... [Leer más]