Palabra del mes

Resurrección

Abril 2015

¿Qué tiene que ver la resurrección de Jesús con mi vida? Es una pregunta que hace reflexionar a más de un cristiano – quizás porque uno siempre relaciona resurrección con muerte: „No estoy muerto, todavía vivo“, dicen y se preguntan para qué les sirve la fe en la resurrección ahora en la vida cotidiana.  “Más bien quisiera que Dios me ayudara a resolver mis problemas, que haga un milagro, que me haga tener éxito en mi vida profesional en este año”.

El problema es que cuando uno limita la aplicación del Evangelio tan solo a la vida terrenal, fácilmente llegará a ser decepcionado. El Apóstol Pablo dijo una vez: “Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres”. ¿Y por qué?  Porque el Señor Jesús nunca ha prometido que un fiel cristiano quedaría a salvo de todos los problemas y que siempre tendría días soleados en su vida.  Así no funciona el Evangelio. El Evangelio es el mensaje: Puedes tener una esperanza que va más allá de tu vida, porque Cristo ha resucitado de los muertos. Él ha vencido el infierno y la muerte. Con su resurrección ha preparado la tuya. Su resurrección es la promesa que también para ti vendrá el momento cuando serás liberado de todo sufrimiento, tribulación, pecado y de la muerte.  Te está esperando un cuerpo de resurrección que recibirás en el retorno de Cristo, con el cual estarás en condiciones de ver la gloria de Dios y con el que podrás habitar la nueva creación: vida eterna en comunión con Dios. Todo ello tiene su fundamento en la resurrección y te da fuerzas, hoy, para alzar tu mirada, por encima de lo terreno y pasajero, hacia las cosas futuras, eternas.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor

Palabra del mes

Amar y sufrir

(Octubre 2019) En el espectro de las emociones y los sentimientos humanos, el amor y el sufrimiento forman dos... [Leer más]