Palabra del mes

Lo que importa es quedar fiel hasta el final

Agosto 2012

Desde el desierto de Paran, Moisés envió a doce espías al país de Canaán para que se hicieran una idea del país prometido. Entre ellos también estaba Caleb. Más tarde, Dios dijo referente a Caleb : «… pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró » (ver Números 14 :24). ¿Qué había de especial en Caleb ? Cuando los espías habían vuelto, contaron sobre lo que habían vivido. Diez de ellos dijeron que los habitantes del país de Canaán estaban demasiado fuertes, y que el pueblo de Israel no podría conquistar el país.  Solamente dos de ellos, Caleb y Josué, creyeron que había que intentarlo. Caleb dijo : « Subamos luego y tomemos posesión del país». El estado de ánimo tuvo fuerte altibajos, pero Caleb no se dejó disuadir y dijo : « Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará ». Él alzó sus ojos en plena confianza al Señor. ¡Qué fidelidad ! Años más tarde, Caleb pudo entrar en este país con su descendencia y conquistarlo, porque él había quedado fiel al Señor.

En los diferentes continentes de la tierra, existen numerosas culturas, opiniones, conceptos e influencias. ¡Lo único que cuenta es la fidelidad! El que ha seguido al Señor en fidelidad y ha quedado fiel a Él en todas las circunstancias será ricamente recompensado. Caleb pudo ver el país y quedarse allí, porque había quedado fiel – en el día del Señor lo podremos ver y quedar allí con Él, si le somos fieles.

Esto es un desafío hoy en día, porque se manifiestan muchas opiniones y concepciones sobre la manera como se puede llegar a Dios. No nos dejemos desconcertar por estas ideas, sino  que queremos guardar la confianza en el Señor,  observar las leyes y mandamientos divinos y no abandonar, queremos quedar unidos de todo corazón con el Señor y alzar los ojos a Él; esto es fidelidad.

En aquel entonces, la situación no era fácil. Los argumentos de los diez espías, que habían advertido al pueblo, no eran insensatos. Hablaron de la fuerza guerrera de los habitantes del país prometido; si se buscaba pelea con ellos, se podría salir perdiendo.  

 Hoy en día puede haber buenas razones para preguntar: « ¿A caso hace falta seguir asistiendo a los Servicios Divinos? ¿Hemos de seguir a los Apóstoles? ¿Hemos de seguir esperando el día del Señor? » Seguir al Señor fielmente, en el fondo, lo hacemos todos, pero cuando surgen dificultades y aflicciones, a menudo se hace difícil quedar fiel. Si hemos orado con la esperanza que las circunstancias cambien, y que aparentemente no pasa nada, ¡quedemos fieles a pesar de todo! Lo que importa es quedar fiel hasta el final.

El Hijo de Dios señaló, que al final la fidelidad será determinante. En la parábola de los talentos, aquel señor se dirigió al siervo que multiplicó sus bienes: « Sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. » (Mateo 25:21).  Si alguien quiere objetar que hay otros que actúan de forma diferente, quisiera recordar una palabra del Apóstol Pablo: « ¿Pues qué, si algunos de ellos han sido incrédulos? ¿Su incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios ?» Es lo que el Apóstol Pablo constató mediante una pregunta. « De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz,… » (Romanos 3:3,4)

Dios queda inmutable, Él es el Fiel, en quien se puede confiar. Por lo que nos concierna a nosotros, perseveremos en la fidelidad.

 

(Extracto de un Servicio Divino del Apóstol Mayor)

Palabra del mes

Con todo poder

(Noviembre 2019) El Espíritu Santo obra con poder – esto era así en tiempos antiguos, como también lo es en la... [Leer más]