Palabra del mes

Vivir en la luz del día venidero

Marzo 2007

Cuando la noche termina, es imposible detener que un nuevo día se levante, y se hace de día antes que uno se lo espera. Con esta imagen el Apóstol Pablo describe la pronta venida del Señor en la epístola a los Romanos: «La noche está avanzada, y se acerca el día». (Romanos 13,12). Estoy convencido de que cuando hayamos llegado a la meta, estaremos sorprendidos por lo rápido que el día del Señor habrá llegado.

«El día se acerca»: Queremos tomar esta palabra a pecho y organizar nuestra vida en consecuencia.  «Vivir en la luz del día venidero» debería ser nuestro lema.

Pienso en el pueblo de Israel en el camino hacia el país prometido. Nos podemos imaginar que la nostalgia se hacía cada vez más grande en el corazón de aquellos que habían puesto toda su esperanza en la realización de la promesa, a medida que se acercaron a Canaan. .A penas podían esperar el día en el cual entrarían allí. Vivieron en cierto sentido «en la luz del día venidero», aquel día en el cual tomarían posesión del país prometido.

¿No vivía el Señor Jesús también en la luz del día venidero? Tanto más que se acercaba el tiempo de Getsemaní y de Gólgota, tanto más se concentraba en su «objetivo», la Pascua, el momento de su glorificación por su Padre. Cuando antes de su detención se encontró por última vez con sus discípulos, sabía que el momento estaba cerca en el cual su Padre celestial lo iba a glorificar en la resurrección. Andaba por su camino sin mirar ni a diestra  ni a siniestra. Durante el Viernes Santo El ya vivía en la luz del día venidero. Estoy seguro que el pensamiento «El día de la resurrección se acerca» le proporcionaba las fuerzas para llevar a cabo su gran sacrificio.

Para nosotros también es importante que vivamos en la luz del día venidero, el día de la venida del Señor. No sabemos cuando llegará ese día, pero sabemos que está cerca. Aquellos que esperan el cumplimiento de la promesa y se preparan para ello, ya ven brillar la luz del día venidero. ¿Acaso no sentimos que la meta se acerca cada vez más? Queremos orientar nuestra vida conforme a ello. ¡Queremos concentrarnos en nuestra meta! En otras palabras: ¡Vivamos en la luz del día venidero! Porque «la noche está avanzada, el día se acerca».Queremos creerlo simplemente y meter todo en obra para estar digno para este día tan grande y glorioso.

(De un servicio divino del Apóstol Mayor)

Palabra del mes

Amado Dios, ¡haz algo!

(Marzo 2019) A veces uno desearía que Dios interviniera con potencia en la historia: Un acto espectacular, una... [Leer más]