Palabra del mes

El alimento del alma

Febrero 2007

Vamos al servicio divino para estar en comunión con el Trino Dios, recibir su gracia y absorber el alimento para el alma, escuchando la palabra de Dios. Para este fin es indispensable que no nos dejemos distraer por las cosas terrenales. Queremos esforzarnos en concentrarnos sobre lo que Dios nos da, abrir el corazón y coger todo lo que viene desde arriba, del Señor.

He meditado a veces sobre la palabra del profeta Jeremías que dice: «  Fueron halladas tus palabras, y yo las comí. » (Jeremías 15:16). Siempre cuando el profeta halló la palabra de Dios (en su época no existían aún las prédicas como las conocemos hoy en día), tan pronto que se le presentó una ocasión para entender la palabra de Dios, la recibió, la comió, la devoró, incorporándola como un alimento para su alma, según sus propias palabras.

Este consejo nos es dado también en nuestros días.

Cuando oímos la palabra de Dios no debería ser como si escucháramos una conferencia o un informe cualquiera, sino deberíamos comérnosla. Un libro apasionante « se devora », porque lleva al lector a un mundo totalmente diferente que le tiene cautivado.  Esto en la mayoría de los casos no se dice de la Biblia….¿Qué sentimos nosotros cuando escuchamos la palabra de Dios? No olvidemos que es una palabra que viene de un mundo totalmente diferente, porque viene del trono de Dios, conforme a su promesa: El Espíritu Santo «dirá todo lo que habrá escuchado ». Queremos dejarnos conducir a este mundo y dejarnos cautivar por la atmósfera que reina allí, a tal punto que no queramos salir más de él.

La palabra de Dios siempre debe ser un alimento para el alma, no solamente cuando el Apóstol de distrito nos sirve, sino también cuando un Presbítero oficia en el altar, celebrando un servicio divino muy sencillo.  Queremos sumergirnos siempre en esta atmósfera divina, de manera que la palabra de Dios, que viene de la gloria, sea un verdadero alimento para el alma, sacando de él la paz preciosa  y sintiendo alegría.

(De un servicio divino del Apóstol Mayor)

Palabra del mes

La verdadera riqueza

(Abril 2019) En Hechos Lucas relata que los Apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús... [Leer más]