Palabra del mes

Enero 2019: ¡Ricos en Cristo!

Amados hermanos y hermanas en la fe:

Muy bienvenidos al nuevo año. Mi deseo: Comencemos con la convicción que nos da nuestra fe, que el Salmo 23 expresa así: “Jehová es mi pastor; nada me faltará”.

A pesar de nuestras preocupaciones, dificultades y temores podemos comprobar con confianza que Dios es inmensamente rico:

  • rico en bondad,
  • rico en paciencia
  • y rico en gracia.

Y Él quisiera compartir con nosotros su riqueza. Podemos ser partícipes de esta riqueza, más precisamente, en Jesucristo.

Amados hermanos y hermanas, para el año 2019 recomiendo que nos concentremos en esta meta: ¡Seamos ricos en Cristo! Por eso, este año tomemos como lema:

¡Ricos en Cristo!

¿En qué consiste esta riqueza? ¿Cómo podemos adquirirla? Ocupémonos de estas preguntas en las próximas semanas y meses. Aguardo con gran interés escuchar las ideas que despertará el Espíritu Santo en cada uno y en las comunidades.

Se agrega a esto otro pensamiento que tiene para nosotros una importancia especial: La riqueza en Cristo se puede compartir, ¡compartir sin que nosotros mismos nos volvamos más pobres! Compartamos la riqueza en Cristo con quienes nos rodean.

Esto no es sólo una posibilidad o una necesidad, incluso es nuestra vocación.

¡Deseo a todos un año 2019 ricamente bendecido!