Palabra del mes

Julio 2018: Entusiasmar para Jesucristo

El Evangelio resume el obrar salvífico de Dios en el nacimiento de Jesús, su muerte en la cruz, su resurrección y su retorno. La fe en Jesucristo y el renacimiento de agua y Espíritu son el camino a la comunión eterna con Dios.

Esto es el Evangelio, esto es la buena noticia.

Este Evangelio lo queremos transmitir a nuestros hijos y a nuestro prójimo. Como cristianos somos enviados y llamados a propagar este fuego. Pero esto solamente es posible, si el fuego para Jesucristo también arde en nosotros. Ha de saltar de nuestro corazón al corazón del otro. ¿Cómo es posible que se haga esto concretamente?

  • Queremos ocuparnos aún más con el Evangelio. Esto nos hace comprender mejor el amor de Dios a los hombres y lo valoraremos más.
  • Queremos hablar con nuestros hijos y con el prójimo sobre el Evangelio. Entonces conocerán a Dios, sabrán de nuestras experiencias y de nuestro grandioso futuro.
  • Queremos orar conjuntamente con nuestros hijos y el prójimo. En la oración vivimos que Dios está presente. Dios escucha y Dios contesta.

Todo ello a veces necesita un poco de tiempo, superación de uno mismo y esfuerzo.  ¡Pero, por favor, ayudad a propagar este fuego! Tomaos el tiempo de pasar este fuego a los niños, al prójimo.

El amor de Dios a todos los hombres nos entusiasma. ¡Queremos también entusiasmar a nuestros niños y a nuestro prójimo del amor de Dios!

Cordiales saludos y la bendición de Dios para proclamar a Jesucristo.

Jean-Luc Schneider