Palabra del mes

Diciembre 2020: Adviento

En nuestras latitudes se tiene una idea precisa de cómo debería ser la Navidad y el tiempo del Adviento que la precede. Estando en la estación de año con poca luz, la gente enciende muchas luces en el tiempo de Adviento. Sobre todo, la luz de una vela nos hace percibir un ambiente navideño. Las calles y las casas están decoradas con muchas luces pequeñas. En cuanto al tiempo el deseo es que haga frío y que caiga nieve para que se presente una Navidad blanca. Pensamos en ciertas melodías, y también en el aspecto culinario; se nos vienen a la mente cosas que nos hacen pensar en la fiesta y nos ponen de humor navideño.

Ahora bien, la Navidad no se celebra solamente en Europa Central. En otras regiones de la tierra existen tradiciones completamente diferentes – sin árbol de Navidad, sin velas, sin dulces navideños. En muchos lugares hace calor, incluso es verano. ¿Acaso la Navidad allí es menos festiva, o vale menos? ¡De ninguna manera! La gente simplemente la celebra de forma diferente.  Allí se trata igualmente del nacimiento de Jesús, como aquí. Él está en el centro – o al menos debería estarlo …

Lo mismo es con nuestro tiempo de Adviento de todo el año. Hay regiones donde se están preparando para el retorno del Señor de forma distinta exteriormente, donde las casas de Dios tienen otro aspecto, donde se visten de forma diferente, donde tocan otra música. Pero también allí, Cristo está en el centro. La espera del Salvador no es mejor o peor que aquí. Tan solo es diferente.

Impulso de un Servicio Divino del Apóstol Mayor