News-Display

El camino hacia la Iglesia Nueva Apostólica (14): Los primeros pasos bajo los nuevos Apóstoles

02.12.2013 Por: Manfred Henke

Priest Carl Wilhelm Louis Preuss

Apostle Friedrich Wilhelm Schwarz

Apostle Friedrich Wilhelm Menkhoff

Apostle Friedrich Krebs

Desde enero hasta marzo de 1863 Hamburgo fue una comunidad apostólica sin Apóstoles, ya que el Apóstol Rudolf Rosochacky se había distanciado de su encargo ministerial. Aun así, la comunidad se mantuvo firme en una gran expectativa: Dios enviaría a otros doce Apóstoles a través de los cuales se pondría de manifiesto la plena potestad del ministerio de Apóstol.

Para finalizar la serie

El camino hacia la Iglesia Nueva Apostólica finalizó en 1863. Los Apóstoles de la Iglesia Nueva Apostólica siguieron construyendo sobre las bases que dejaron los Apóstoles de la Iglesia Católica Apostólica. Sí, hubo algunos cambios, también los Apóstoles católico-apostólicos introdujeron más de uno durante los 30 años sobre los cuales hemos informado en esta serie.

Ahora bien, ¿y cómo fue el camino de la Iglesia Nueva Apostólica? Ofrecemos una pequeña perspectiva a manera de final de esta serie.

El artículo 14 esboza cómo comenzó la actividad de los primeros Apóstoles que fueron llamados en Hamburgo y consagrados para su ministerio. Al mismo tiempo, trata de cómo uno de los Apóstoles llamados en ese tiempo, Friedrich Wilhelm Schwarz, unió a los demás Apóstoles en un “círculo de Apóstoles”.

En el artículo 15 se tratará la cuestión de cómo se llegó al nombre “Iglesia Nueva Apostólica”, después de haber usado otros nombres. A esta pregunta se puede dar una respuesta clara, gracias a una serie de fuentes de los archivos estatales de Alemania.

La exploración de nuestra historia aún no se ha cerrado. El grupo de trabajo “Historia de la Iglesia Nueva Apostólica” estará encantado de recibir indicios sobre nuevas fuentes de información.

La condición de la falta de Apóstoles en la comunidad de Hamburgo terminó cuando el Pastor (Presbítero) Carl Wilhelm Louis Preuss fue llamado como Apóstol el 8 de febrero de 1863 mediante tres profecías diferentes de la comunidad y fue consagrado con toda solemnidad tras otra cita profética el 18 de marzo. Esto ocurrió cuando el profeta Geyer no estaba presente, a través de personas que decían profecías en la comunidad. A Geyer le costó reconocer este llamamiento y seguir al Apóstol Preuss.

De Hamburgo a Ámsterdam

El comportamiento del que fuera el dirigente de la comunidad de Preuss, Friedrich Wilhelm Schwarz, fue distinto. Aunque también tenía en claro que Preuss era «un hombre joven, que sirvió como Pastor a mi lado y ahora es mi Apóstol», lo aceptó como Apóstol sirviendo bajo su conducción en el ministerio de Obispo, hasta que él mismo fuera enviado como Apóstol a Ámsterdam. El 27 de mayo de 1863 Schwarz “fue llamado por el Señor como un Apóstol del Señor, no sólo por boca de Geyer sino también por muchas personas que habían expresado profecías”.

Lo que sucedió después, Schwarz lo resume en 1891 en pocas palabras: “Me fue asignada Holanda, Ámsterdam y viajé yo solo desde Hamburgo, llegué a fines de septiembre a Ámsterdam y ahora trabajo aquí con bendición”. El Apóstol Schwarz –en Holanda lo escribía Schwartz– colocó el fundamento para la comunidad de la capital holandesa en 1864. En 1869 se agregó una comunidad en Enkhuizen y en los posteriores años setenta se añadieron otras cinco comunidades. En 1876 las comunidades holandesas contaban con unos 600 miembros.

El apostolado de los doce y la esperanza de la pronta venida de Cristo

En 1862 Geyer dio a conocer «una serie completamente nueva» de Apóstoles alemanes. Según la comprensión de aquella época debían estar activos doce Apóstoles para que se pudiera manifestar la potestad plena del ministerio de Apóstol. El 30 de octubre de 1864 ya fueron llamados cuatro varones de la comunidad como Apóstoles por parte del profeta Geyer: Johann August Ludwig Bösecke (1821-1886), Johann Christoph Leonhard Hohl (1822-1887), Heinrich Ferdinand Hoppe (1830-aprox. 1890), Peter Wilhelm Louis Stechmann (1837-1911).

Los Apóstoles Hohl y Bösecke pudieron establecer algunas comunidades en Alemania, mientras que la labor de Stechmann y Hoppe en Hungría y América del Norte apenas dejó huella. Durante un tiempo el Apóstol Hoppe trabajó entre los emigrantes de Hamburgo que lo habían invitado para ir a Chicago; posteriormente se perdió su rastro en Nueva York.

En el “Libro para nuestro tiempo”, redactado en base a los apuntes del Apóstol Schwarz, existen algunos datos sobre llamamientos de Apóstoles en Ámsterdam. Según relata el libro en 1873 fueron «llamados otros tres varones como Apóstoles: un Diácono de esta comunidad como Apóstol para Italia, el dirigente de la comunidad de Enkhuizen como Apóstol para Francia y el dirigente de la comunidad de Bielefeld como Apóstol para Alemania. Junto a otro Apóstol para Hungría, que fue llamado en Hamburgo, ya se contaba en el “segundo candelero” (al margen del primero con los Apóstoles ingleses) con diez Apóstoles, por lo que era de esperar que pronto se alcanzase el número de los doce.

Para el círculo que rodeaba al Apóstol Schwarz completar el número doce se asociaba con la esperanza del inminente retorno de Cristo. Además, el Apóstol Schwarz esperaba en base a algunas profecías que él aún viviría la venida de Cristo. Ambas esperanzas se consideraban expresamente como esperanzas personales aunque estuviesen basadas en profecías, por lo que su cumplimiento no era obligatorio. Por tanto, el Apóstol Schwarz también tomó medidas para su sucesión como Apóstol en los Países Bajos.

Doce Apóstoles en una “tribu”

Solamente uno de los datos mencionados sobre otros llamamientos de Apóstoles en el área de actividad del Apóstol Schwarz se puede constatar con los hechos conocidos en ese momento. El “dirigente de la comunidad de Bielefeld” fue el Apóstol Friedrich Wilhelm Menkhoff, que fue sellado en el año 1867 por el Apóstol Schwarz, quien lo envió en 1868 a su estado natal de Westfalia, donde trabajó sobre todo en Bielefeld. En 1872 el Apóstol Schwarz le confió el ministerio de Apóstol después de un llamamiento profético. Los informes sobre este acto hablan de que fue “consagrado” (por imposición de manos). En el lenguaje católico-apostólico la “consagración” básicamente era algo diferente a una ordenación (ver el artículo 4 de esta serie). En la “consagración de los Apóstoles” del 14 de julio de 1835 no había nadie que en su ministerio estuviera por encima del de Apóstol. Los ángeles de las siete comunidades impusieron las manos en los Apóstoles y con ello mostraron que ellos junto a los demás ángeles y las comunidades se subordinaban a los Apóstoles. En 1872 fue un Apóstol en la persona del Apóstol Schwarz quien “consagró” a un nuevo Apóstol. De esta manera, la “consagración” de un Apóstol en el lenguaje nuevoapostólico paulatinamente fue adquiriendo el carácter de una ordenación. También fue nuevo que ahora Menkhoff siguiese siendo colaborador del Apóstol Schwarz en su “tribu”.

Tras la muerte del Apóstol Press (1878) la atención del distrito de Hamburgo también pasó a ser responsabilidad del Apóstol Menkhoff, mientras que el sucesor designado por Geyer no fue reconocido por Schwarz y los Apóstoles vinculados con él. Según el entendimiento del Apóstol Schwarz, los portadores de ministerio de Hamburgo habían actuado con demasiada prisa comportándose “como si no hubiera Apóstoles” en cuyas manos se podían dejar las decisiones futuras.

El Apóstol Schwarz justifica el círculo de los Apóstoles

El Apóstol Schwarz daba mucho valor a la estrecha colaboración entre todos los Apóstoles e intentó reunirlos en un “círculo”. En 1880 escribió a un hombre de confianza de los primeros años, el Obispo Hübner en Coswig: “El hermano Hohl se ha unido a nosotros, y también el hermano Bösecke se está acercando, y parece que finalmente nos pondremos de acuerdo”. Sobre su sucesión en el ministerio de Apóstol, Schwarz estableció en 1891 que “no el llamamiento sino el envío por un Apóstol hace que uno pueda ser Apóstol”. Esto no pudo evitar que Martinus van Bemmel, que en 1897 había sido llamado proféticamente como el sucesor de Schwarz en el ministerio de Apóstol, se alejara con una parte de los hermanos holandeses del círculo de Apóstoles, mientras que otra parte, bajo la dirección del Apóstol  Kofman sí mostraba lealtad a la unión de Apóstoles.

Tras el fallecimiento del Apóstol Schwarz el 6 de diciembre de 1895, la mayoría de los Apóstoles reconoció al Apóstol Friedrich Krebs como la figura integradora, alrededor de la cual se reunieron los demás Apóstoles. Al “padre Krebs” ocasionalmente se lo llamaba “Apóstol Mayor” y tras su muerte, cuando esa denominación se impuso para el sucesor que él instituyó, Hermann Niehaus, se siguió usando el término regularmente.

 


Resumen

Tras la separación de la Iglesia Católica Apostólica, en 1863 fueron instituidos en la comunidad de Hamburgo los Apóstoles Preuss y Schwarz. Poco tiempo después fueron llamados otros Apóstoles, con la esperanza de conseguir un segundo grupo de doce Apóstoles para preparar de esa manera el inminente retorno de Cristo. El Apóstol Schwarz hizo esfuerzos tendientes a una actividad conjunta de los Apóstoles. Después de su muerte, esta tarea recayó en el Apóstol Krebs, a quien en retrospectiva se lo llamó el primer Apóstol Mayor.

Categoría: History, 150 Years, Events