9.2 La muerte

La Sagrada Escritura habla de la “muerte" con varios significados.

En primer lugar, el concepto se usa para describir la muerte “física" del hombre, el final de su vida sobre la tierra. Cuando se ha producido la muerte, el alma y el espíritu han dejado al cuerpo.

La “muerte espiritual" es la separación del hombre de Dios que resulta de una vida en el pecado (Ro. 6:23).

La Sagrada Escritura también habla de la “segunda muerte" (Ap. 20:6; 21:8). Esta hace referencia a la separación eterna de Dios que se hará efectiva después del juicio final.

Finalmente, la Sagrada Escritura se refiere a la muerte como un poder opuesto a Dios, que amenaza y quiere destruir tanto la vida física como la espiritual. A veces este poder es presentado en forma de persona (entre otros, Ap. 6:8).

Jesucristo venció a la muerte y con ello posibilitó a la humanidad acceder a la vida eterna (2 Ti. 1:9-10). Su poder ya se manifiesta cuando resucitó a muertos (Mt. 9:18-26; Lc. 7:11-15; Jn. 11:1-44), pero ante todo en su propia resurrección (1 Co. 15:54-57).

Al final de todas las cosas, a la muerte le será quitado todo poder (1 Co. 15:26; Ap. 20:14).

See also