8.3.8 El Santo Sellamiento como acto de Dios

Al igual que el Santo Bautismo con Agua, el Santo Sellamiento es un acto de Dios en el hombre. En el Santo Sellamiento se consuma aquello que fue comenzado en el Santo Bautismo con Agua: el renacimiento de agua y Espíritu. Ambos Sacramentos son actos de la gracia divina en el hombre, que tienen lugar una sola vez. La vida recibida en ellos, se alimenta y preserva ante todo gustando regularmente la Santa Cena.

La nueva criatura (2 Co. 5:17) que tiene su origen en el renacimiento, hace referencia a la santificación y la nueva creación que acontecen por medio de Dios, el Espíritu Santo.

See also