8.2.11 La Santa Cena como cena del tiempo final

La Santa Cena posee un carácter del último tiempo, es decir, un carácter escatológico, pues está estrechamente relacionada con la cena de las bodas en el cielo. En Jesucristo se ha acercado el reino de Dios. Conforme a lo expresado por Él: “No beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga" (Lc. 22:18), la comunidad reunida para la Santa Cena espera esta promesa cuyo cumplimiento se anuncia en la comunión de la Santa Cena. Hasta la unión futura y definitiva de la esposa con el Novio (ver 10.2), la comunidad experimenta la más estrecha comunión con el Señor en la Santa Cena.

EXTRACTO

La Santa Cena es una cena de conmemoración: en ella se recuerda la muerte de Jesucristo como un hecho único y válido para todos los tiempos. La recordación va aún más allá de la resurrección del Señor y su ascensión, incluyendo también la convicción de la presencia de Cristo en la actualidad y de su futuro reino. (8.2.8)

La Santa Cena es una confesión a la muerte, resurrección y retorno de Jesucristo. Esta confesión es requerida a todos aquellos que desean participar de la Santa Cena. (8.2.9)

Quien participa en forma permanente de la Santa Cena, debería ser consciente de que con ello está confesando su fe en los Apóstoles de Jesús que hoy están activos. (8.2.9)

En la Santa Cena, Jesucristo está en comunión primeramente con sus Apóstoles y luego con los creyentes. En la Santa Cena también se halla en comunión entre sí la comunidad reunida para el Servicio Divino. (8.2.10)

La Santa Cena posee un carácter del último tiempo: está estrechamente relacionada con la cena de las bodas en el cielo. Hasta la unión definitiva de la esposa con el Novio, la comunidad experimenta la más estrecha comunión con Jesucristo en la Santa Cena. (8.2.11)

See also