8.1.7 El Santo Bautismo con Agua y la fe

Como todos los demás Sacramentos, el Santo Bautismo con Agua es dispensado en virtud de la fe. El Sacramento y la fe van juntos: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo" (Mr. 16:16). La fe del hombre es tanto la condición previa para poder recibir el Sacramento como también la respuesta al obrar de Dios.

La incredulidad en la que puede caer el bautizado, no puede anular la validez del Santo Bautismo con Agua. El Santo Bautismo con Agua dispensado en forma válida no se repite.

See also