7.6.7 El ministerio de Apóstol de Distrito

El Apóstol de Distrito tiene, además de las tareas que comprometen a cada Apóstol, la responsabilidad dentro de una determinada área de actividad (área de Apóstol de Distrito) de ocuparse de brindar asistencia espiritual uniforme, atender a las comunidades y equipar espiritualmente a los portadores de ministerio. Además determina los puntos centrales del trabajo que debe realizarse en la Iglesia, establece la ordenación de portadores de ministerio y procura salvaguardar la unidad en el círculo de los Apóstoles. Por regla general, celebra para su área de actividad la Santa Cena para los difuntos. Una tarea que va más allá del trabajo propio en su área de Apóstol de Distrito, es la participación en asambleas de Apóstoles de Distrito, que asesoran y apoyan al Apóstol Mayor en la conducción de la Iglesia. Asimismo, el Apóstol de Distrito por lo general es el representante de la Iglesia regional.

EXTRACTO

El Apóstol Mayor tiene la tarea de ejercer la función de Pedro. Es la autoridad espiritual suprema; en el círculo de los Apóstoles le compete la posición directiva. (7.6.6)

El Apóstol Mayor ejerce el “poder de llaves". (7.6.6)

El Apóstol de Distrito tiene la responsabilidad dentro de una determinada área de actividad de ocuparse de brindar asistencia espiritual uniforme, atender a las comunidades y equipar espiritualmente a los portadores de ministerio. (7.6.7)

See also