7.6.3 La autocomprensión de los Apóstoles

Los Apóstoles han recibido su ministerio y encargo de Jesucristo. Están activos conforme a la voluntad de su Enviador y dependen completamente de Él. De acuerdo con el ejemplo de Jesús, los Apóstoles son servidores de todos (Jn. 13:15). Ellos no se enseñorean de la fe de la comunidad, sino que colaboran para su gozo (2 Co. 1:24); esto significa que mediante la actividad de los Apóstoles, los creyentes deben desarrollar una actitud básica de agradecimiento y gozo hacia Dios. Si es necesario, a tal efecto también pueden servir exhortaciones y mandatos (Stg. 1:21).

Los Apóstoles se sienten comprometidos a ser un ejemplo para la comunidad, antecediéndola en el seguimiento de Cristo (1 Co. 11:1).

See also