7.5.1 Continuidad del ministerio de Apóstol

El ministerio de Apóstol es instituido por el Señor para su Iglesia. Los Apóstoles debían ser sus testigos hasta lo último de la tierra (Hch. 1:8). A efectos de cumplir este amplio encargo en vista de su retorno, Jesucristo envía Apóstoles también hoy. Aun durante el tiempo en el que no hubo portadores de este ministerio sobre la tierra, el ministerio que Él instituyó permaneció (2 Co. 3:11).

See also