6.4 La fe en la Iglesia que es una, santa, universal y apostólica

En la Iglesia de Jesucristo, instituida por el Señor sobre la tierra, se puede acceder a la salvación. Las personas que le pertenecen han sido llamadas por Dios a la comunión eterna con Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. En la Iglesia se venera al trino Dios; el centro de la vida en la Iglesia es el Servicio Divino.

La Iglesia de Cristo está escondida en su ser espiritual y su perfección, y únicamente es concebible en la fe. No obstante, se la puede reconocer y experimentar en su realización histórica. En el tercer artículo de la fe se profesa: “Yo creo en [...] la Iglesia, que es una, santa, universal y apostólica". Consiguientemente, la Iglesia es objeto de la fe.

En los primeros tres artículos de la fe se profesa la fe en Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. De la misma manera, desde tiempos inmemoriales los cristianos profesan la fe en la Iglesia. De esto queda en claro que la Iglesia no es nada exterior, nada secundario, sino que es uno de los contenidos básicos de la fe cristiana. Sin la Iglesia no es posible el ser cristiano.

EXTRACTO

Todo lo que la Iglesia es y será, se apoya en la palabra, la obra y el ser de Jesús. (6.3)

En su ser, la Iglesia de Cristo se remite a la doble naturaleza de Jesucristo. Su naturaleza divina está escondida, su naturaleza humana es visible o manifiesta. La Iglesia de Cristo también tiene un lado invisible y otro visible, que no pueden ser separados. (6.3)

El lado invisible de la Iglesia se puede percibir en los efectos de salvación de los Sacramentos y de la palabra de Dios. (6.3)

El lado visible de la Iglesia de Cristo, al igual que el hombre Jesús, toma parte en la historia universal de la humanidad. Pero contrariamente a Él, los hombres que actúan en la Iglesia están sujetos al pecado. Por esa razón, en la Iglesia también se pueden ver errores, equivocaciones y desaciertos, propios del género humano. (6.3)

La Iglesia forma parte de los contenidos básicos de la fe cristiana. Sin la Iglesia no es posible el ser cristiano. (6.4)

See also