5.3.7.4 Conducta santa en el matrimonio

El matrimonio debe ser honroso y “el lecho sin mancilla (mancha)" (He. 13:4). De la convicción de que el cuerpo del renacido es morada de Dios y también propiedad del Altísimo, resulta la obligación de llevar una vida santa (1 Co. 6:19-20). Esto es válido en particular para conducirse en el matrimonio (1 Ts. 4:3-4; ver también 13.3).

EXTRACTO

El matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, así como es deseada por Dios. Es una imagen de la comunión de Cristo con su comunidad que apunta a ser indisoluble. En esos términos, el matrimonio se debe proteger y promover. (5.3.7.1)

Comete adulterio en sentido general aquel que como casado tiene relaciones sexuales con alguien que no es su cónyuge o bien quien como soltero tiene relaciones con una persona casada. (5.3.7.2)

Este mandamiento ya se transgrede cuando el adulterio tiene lugar en los pensamientos. (5.3.7.2)