5.3.5.4 Ampliación del cuarto mandamiento en la tradición cristiana

En el curso del tiempo, el cuarto mandamiento adquirió un sentido más amplio. Aunque su texto sólo se refiere a honrar a los padres, este mandamiento fue considerado en la tradición cristiana como una obligación para reconocer a toda autoridad. Ante todo el cuarto mandamiento hace referencia a la conducta frente a los ascendientes.

Todo deber de obediencia, también aquél frente a los padres, tiene como limitación la norma: “Es necesario obededer a Dios antes que a los hombres" (Hch. 5:29).

See also