5.3.5.3 El cuarto mandamiento para el Apóstol Pablo

Las epístolas del Apóstol Pablo mencionan expresamente el cuarto mandamiento. Los niños son exhortados a ser obedientes a sus padres (Ef. 6:1; Col. 3:20). La desobediencia de los hijos a los padres incluso es mencionada en los así llamados “catálogos de vicios" (Ro. 1:30; 2 Ti. 3:2). Por otro lado, también se exige a los padres que se comporten con consideración ante sus hijos (Ef. 6:4), y las madres deben amar a sus hijos (Tit. 2:4). Queda en claro: que además de la obligación para los hijos que surge del cuarto mandamiento, también los padres tienen obligaciones frente a sus hijos.

See also