5.3.5.2 Jesucristo y el cuarto mandamiento

Según Lucas 2:51, Jesús se sujetó en obediencia a su madre María y a su esposo José. Hasta qué punto llegó la dedicación a su madre, queda en evidencia en su conducta en Gólgota: en la cruz honró a María confiándola al cuidado del Apóstol Juan (Jn. 19:27).

Al joven rico el Hijo de Dios le mencionó la importancia del cuarto mandamiento para alcanzar la vida eterna (Mr. 10:17-19). En su actividad de enseñanza, el Señor censuró a los maestros judíos de las leyes que habían invalidado ese aspecto parcial del mandamiento que se ocupa de mantener a los padres cuando son mayores (Mr. 7:9-13).

See also