4.5.2 La elección en el Nuevo Testamento

Jesús elige a los Apóstoles de entre sus discípulos y los envía a todas las naciones con el encargo de enseñar y bautizar (Mt. 28:19-20; Lc. 6:13). El Señor elige al pueblo del nuevo pacto de entre los judíos y los gentiles. Quien afianza esta elección acepta el Evangelio con fe y se deja bautizar con agua y con Espíritu Santo. Del pueblo del nuevo pacto dice en 1 Pedro 2:9: “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable". De esto surge para todos los que forman parte del pueblo del nuevo pacto, el compromiso de dar testimonio, a través de palabras y obras, de los favores recibidos de Dios (2 P. 1:10-11).

See also