3.4.9.2 Jesús en Getsemaní

Después de la Santa Cena, Jesús fue con los Apóstoles al huerto de Getsemaní. Allí se puede reconocer la naturaleza humana del Hijo de Dios, en su temor ante la muerte en la cruz que se avecinaba. Se puso de rodillas e imploró en la oración: “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya" (Lc. 22:42). Luego se le apareció un ángel que lo fortaleció. El Señor se colocó totalmente bajo la voluntad de su Padre, estaba dispuesto para ofrecer el sacrificio.

Luego Jesús fue arrestado. Judas Iscariote lo había entregado a los soldados con un beso. Jesús no hizo uso de potencias celestiales para evitar ser arrestado, sino que bebió de la copa del padecimiento que su Padre le había dado (Jn. 18:11). Los discípulos lo abandonaron y huyeron.

See also