3.4.9 El tiempo del padecimiento de Jesús y su muerte en sacrificio

Los Evangelios explican muy detalladamente los últimos días previos a la muerte de Jesús en sacrificio.

Cuando el Señor entró en Jerusalén montado sobre un asno, se cumplió la profecía de Zacarías 9:9. Con la purificación del templo Jesús puso en claro que la casa del Señor es santa. Las disputas con los fariseos y saduceos se agudizaron. Ellos atentaron contra su vida (Lc. 20).

Cuando Jesús fue ungido con un valioso perfume de nardo, esto aconteció, según sus palabras, en vista de su inminente muerte (Jn. 12:7). Algunos de los presentes estaban indignados porque sostenían que era un derroche. Si se hubiese vendido el perfume, el producto de 300 denarios hubiese sido una gran ayuda para los pobres. Judas Iscariote, uno de los doce Apóstoles, fue a los sacerdotes. Ellos le ofrecieron 30 denarios por traicionar a Jesús, una suma que se pagaba por un siervo (Ex. 21:32). Así se cumplió Zacarías 11:12-13, el Señor fue puesto en el mismo nivel que un esclavo.

See also